Soportaré todos los abucheos si ese es el precio de la paz: Santos

El jefe de Estado criticó a quienes se dedican a hablar de guerra desde las ‘trincheras’ de las redes sociales”.

Agencia EFE

Aunque al presidente Juan Manuel Santos no le son indiferentes los abucheos y rechiflas que ha recibido en los últimos días por cuenta de la muerte de once militares en Buenos Aires (Cauca), el mandatario parece estar dispuesto a soportarlos todos si de lograr la paz se trata.

Por lo menos así lo dejó ve a través de su cuenta en Twitter al señalar que “si el costo que debo pagar por terminar esta guerra que nos enluta a todos son abucheos de algunos de mis opositores, los soportaré todos”.

Al mismo tiempo dijo que asume la paz como destino y correrá todos los riesgos que sean necesarios para lograrla y criticó a quienes se dedican a hablar de guerra desde las ‘trincheras’ de las redes sociales”.

“Los que hablan de guerra desde un escritorio o las redes: ¿Les han preguntado a quienes están en medio de las balas si resisten más guerra?”, agregó.

Cabe recordar que el presidente Santos, fue abucheado este lunes por segunda vez en 24 horas por críticos al proceso de paz con las Farc, luego de que un ataque de esa guerrilla en el Cauca.

Santos, que lleva adelante negociaciones de paz con las Farc, ya había recibido rechiflas y silbatinas el domingo durante una carrera en honor a los militares caídos en el conflicto armado de 50 años que vive el país.

Este lunes, al grito de "No más Santos", algunas decenas de personas con vuvuzelas y pancartas se manifestaron en Medellín, adonde el mandatario viajó para participar en una asamblea de empresarios.

"Estamos protestando porque estamos en desacuerdo con el gobierno actual y contra sus políticas y la falta de apoyo que tienen los militares", declaró uno de los manifestantes.

Santos ha sido fuertemente cuestionado en los últimos días luego de la incursión de la Farc en el Cauca.

El asalto, de los más graves desde el inicio de los diálogos, llevó a Santos a reanudar los bombardeos contra los guerrilleros, suspendidos en aras de "desescalar" la confrontación y tras la declaración de una tregua unilateral e indefinida por parte de la guerrilla en diciembre.

Pero los opositores al proceso de paz, liderados por el expresidente Álvaro Uribe, muy popular aún por su mano dura contra las Farc entre 2002 a 2010, han mostrado su insatisfacción.

El domingo en Bogotá, en la Carrera de los Héroes, Santos fue interrumpido por gritos y silbidos, al punto que el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, intervino recordando que estaban en presencia del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

"Entiendo su dolor, entiendo su rabia", dijo entonces Santos, y pidió unidad.

En Medellín, bastión de Uribe, el presidente volvió a hablar de unidad ante los empresarios.

"Me da pena venir acompañado de esta contaminación de ruido que están escuchando ustedes en este momento, pero aquí es donde tenemos que buscar nosotros la forma de unirnos. Los que están haciendo ese ruido me dicen que tienen unas pancartas que leen 'No más Farc'. Ojalá pudiésemos decirles a ellos, poderles explicar que precisamente la mejor forma de acabar con las Farc es encontrar la paz", dijo Santos.

En su cuenta en Twitter, el mandatario agradeció más tarde a los empresarios que lo recibieron, "por reiterarnos que por muchos que sean los retos de la paz debemos perseverar para alcanzarla".