“Toledo”, jefe del frente 33 de las Farc, reiteró compromiso de paz para el Catatumbo

En una zona campamentaria del Norte de Santander, en el marco de la vigilia por la paz, el líder guerrillero expresó la visión política y social que hay entre sus filas.

Geovanny Mejía Cantor

En una zona montañosa del municipio de San Calixto se ubica la vereda La Esperanza, allí, cientos de guerrilleros del frente 33 de las Farc, que hace presencia en la zona del Catatumbo, se concentran a la espera de que se destrabe el proceso de paz que esta insurgencia adelanta con el gobierno nacional. (Vea aquí el especial "Rumbo a la paz")

Al mando de “Toledo”, un hombre alto y delgado que inspira obediencia de parte de las unidades que tiene bajo su mando, se dieron a la tarea de convocar a todas las comunidades que hacen parte de las diversas  expresiones sociales, culturales  y religiosas de la región para que llegaran hasta su zona campamentaria en busca de respaldo a la pronta implementación de los acuerdos firmados en septiembre en Cartagena.  Además,  hacer pública, ante los habitantes de la región, la  voluntad para continuar en la búsqueda de una salida dialogada al conflicto armado.

En el marco del evento, al que asistieron unas mil personas,  “Toledo”, nombre con el cual se presentó el jefe de este frente guerrillero, habló con El Espectador sobre la cohesión que tienen con sus representantes en La Habana. Envió un mensaje de “paz y reconciliación” haciendo un llamado a que las diferentes fuerzas del Catatumbo “continuemos dando la batalla trabajando con tesón y esfuerzo para que la paz sea un hecho completo no solo para la región sino para Colombia y el mundo”. “El camarada”, como es identificado por los integrantes de su frente, también se refirió a la visión política considerando que “la estrategia es netamente política, por lo que seguiremos trabajando por la toma del poder político”.

“Toledo” se mostró impresionado por la masiva movilización que se concentró en el campamento, donde unos cien guerrilleros sin armas y vestidos de civil recibieron con una adecuada  logística a quienes se interesaron por conocer al detalle la intención para el Catatumbo del frente 33, dentro del proceso de paz por lo que recibieron la multitudinaria asistencia como un mensaje de apoyo en la búsqueda de la reconciliación.