UE defiende que Gobierno postergue fecha para la firma de acuerdo de paz

El enviado especial de la Unión Europea (UE) para el proceso de paz en Colombia, Eamon Gilmore, dijo que lo importante "no es la fecha, sino asegurar un buen acuerdo".

El pasado 23 de septiembre, el presidente Juan Manuel Santos, y el máximo jefe de las Farc, alias "Timochenko", establecieron que el 23 de marzo de este año sería la fecha límite para un acuerdo final.EFE

El enviado especial de la Unión Europea (UE) para el proceso de paz en Colombia, Eamon Gilmore, afirmó en Londres que lo importante en las negociaciones para poner fin al conflicto con la guerrilla de las FARC "no es tanto una fecha, sino asegurar un buen acuerdo".

Así lo declaró en un encuentro con la prensa tras la celebración de una reunión en el Parlamento británico para examinar el papel del Reino Unido en este proceso a la que acudieron el ministro de Justicia colombiano, Yesid Reyes, y el embajador de Colombia en Londres, Néstor Osorio, así como representantes de diversas ONGs.

El pasado 23 de septiembre, el presidente Juan Manuel Santos, y el máximo jefe de la guerrilla FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", establecieron que el 23 de marzo de este año sería la fecha límite para un acuerdo final. (Lea: Santos deja entrever que se podría postergar la firma del acuerdo de paz)

Sin embargo, el plazo establecido se ha ido diluyendo debido a la complejidad de las negociaciones, en las que quedan pendientes asuntos como el cese del fuego bilateral y definitivo, la dejación de armas, así como la desmovilización de guerrilleros.

Preguntado por si se conseguirá firmar el ansiado acuerdo con el grupo armado en la fecha establecida, Gilmore señaló que en Irlanda, su país de origen, se necesitaron muchas negociaciones para asegurar el proceso de paz y destacó que el contenido del pacto es más importante que el plazo.

"Cuando estuve en La Habana en enero, ambas partes de las negociaciones me dijeron que estaban decididas a llegar a un acuerdo, creo que esa determinación política existe", aseveró.

Gilmore admitió que marcar una fecha límite ayuda a enfocar los objetivos y trabajar más rápido, pero reiteró que "lo que realmente importa es que se asegure un buen acuerdo".

El enviado europeo resaltó que la UE apoya el proceso de paz en Colombia y da la bienvenida al progreso que se ha conseguido en La Habana (Cuba), donde el Gobierno colombiano ha estado negociando la paz con las FARC desde 2012 para terminar con los 50 años de guerra.

"Esperamos que se llegue a un acuerdo a partir de estas negociaciones. Estamos preparados para apoyar la implementación de ese acuerdo de paz", subrayó.

En ese sentido, apuntó que su papel como enviado especial por la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, es "trabajar en apoyo a esa implementación".

El político irlandés señaló que ha estado en Colombia en dos ocasiones desde su nombramiento y que viajará de nuevo allí este fin de semana.

Tras esto, adelantó, volverá a La Habana para reunirse con ambas partes del diálogo, así como con los otros enviados especiales de la ONU y los Estados Unidos.

"Nuestra labor consiste en ayudar a la implementación", afirmó Gilmore, quien reconoció la labor significativa que el Reino Unido desempeñó en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para supervisar el fin del conflicto.

"Mi papel en la UE es no solo representar a las instituciones europeas, sino también trabajar con todos los Estados miembros para maximizar y hacer más efectivo el apoyo de Europa en conjunto", destacó.