Desertor de las Farc habría asesinado a Emilsen Manyoma, líder social de Buenaventura

La guerrilla hizo pública una carta en la que afirmó que Marco Antonio Manyoma hizo parte de sus filas hasta diciembre de 2016, llevándose además dinero y bienes.

Conpaz

Emilsen Manyoma tenía 31 años y lideraba Conpaz, un proyecto que reúne propuestas de paz desde los territorios. Fue asesinada junto a su esposo Joe Javier Rodallega el 17 de enero, convirtiéndose así en las primeras víctimas de los violentos en Buenaventura, y las terceras en lo corrido del año en todo el país. Aunque las autoridades aún siguen investigando la muerte de los dos líderes sociales, las Farc hicieron pública su postura frente al ataque contra la paz, pues afirman que “Camilo Robledo”, uno de sus desertores, fue el autor del doble asesinato. Incluso, la guerrilla ofreció una explicación de cómo ocurrieron los hechos. (Lea: Emilsen Manyoma, otra defensora de Derechos Humanos asesinada)

“Camilo Robledo”, como era su nombre de guerra, era ni más ni menos que el hermano de Emilsen. Su nombre real es Marco Antonio Manyoma Ocampo e hizo parte de las filas de las Farc hasta diciembre de 2016, cuando dejó de integrar el frente 30 de la guerrilla. Según las Farc, cuando el desertor los abandonó se llevó consigo armas y otros bienes que posteriormente habría utilizado para cometer los crímenes de su hermana y su cuñado.

El presunto agresor se perdió por unos días, pero posteriormente regresó a Buenaventura. Allí, según las Farc, estuvo haciendo negocios, despilfarrando dineros ajenos y protagonizando desórdenes. “En la segunda semana de enero el mencionado sujeto fue visto en la vereda el Guadual, corregimiento de San Isidro, del municipio Buenaventura - río Calima, haciendo negocios e ingiriendo bebidas alcohólicas desordenadamente”, afirmó la guerrilla por medio de una misiva en la que dio su versión de la situación.

La actuación de Manyoma era tan poco común que su hermana Emilsen decidió reprenderlo y manifestarle que los dineros que estaba gastando no eran de él. En últimas, su hermana lo “regañó” por lo que estaba haciendo, y la respuesta que obtuvo fue múltiples amenazas de muerte. Y así fue. La andanada de asesinatos contra defensores de derechos humanos y líderes sociales que se desató desde que el proceso de paz con las Farc estaba cerca de llegar al final, incluyó la vida de Emilsen, quien murió luego de varios ataques con arma blanca.

Aunque no la detallaron, las Farc afirmaron que la información que poseen sobre el asesinato les da bases para sostener que quien fuera hasta hace pocas semanas uno de sus integrantes, acabó no solo con la vida de una líder de paz en la región, sino con la existencia de su propia hermana y, además, la de su compañero sentimental. Hasta su muerte, Emilsen se destacó por su fuerte activismo político y por liderar a su barrio desde 2005. Desde Conpaz, la organización que integraba, denunció con dureza los hechos protagonizados por bandas criminales, especialmente el tráfico de drogas que azotó al barrio El Calima, uno de los más peligrosos de Buenaventura. 

 

últimas noticias