Uribismo dice que "todavía no está en condiciones" de debatir sobre nuevo acuerdo de paz

El líder de esa colectividad, el senador Álvaro Uribe, pidió al presidente Juan Manuel Santos un "plazo prudente" para revisar el nuevo documento que este fin de semana dieron a conocer las delegaciones de paz en La Habana.

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe, feroz opositor al proceso de paz con las FARC, pidió este martes al gobierno un "plazo prudente" para revisar el nuevo acuerdo alcanzado el fin de semana con la guerrilla para superar un conflicto de medio siglo. (Vea el especial A CONSTUIR LA PAZ)

"Quiero respetuosamente comunicarle (al presidente Juan Manuel Santos) que todavía no estamos en condiciones" de escuchar las explicaciones del equipo negociador del gobierno sobre el nuevo acuerdo, dijo el exmandatario y actual senador del Centro Democrático, en la plenaria del Senado. 

El expresidente se refirió a la invitación de Santos a su colectividad para que debatieran el miércoles en el Senado el nuevo pacto alcanzado con las FARC, principal y más antigua guerrilla del país. (Lea: Uribe y los del No estudian a profundidad el nuevo acuerdo de paz)

El texto, de 310 páginas, fue publicado por las partes el lunes en la madrugada. (Lea el texto del nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc)

Los delegados del gobierno y la guerrilla empezaron a construir este nuevo acuerdo en Cuba, sede de las conversaciones iniciadas en 2012, luego de que el firmado el 26 de septiembre fuera rechazado por un estrecho margen en un plebiscito el 2 de octubre. 

Las partes anunciaron el sábado en La Habana que habían alcanzado un nuevo convenio, producto de analizar y revisar cientos de propuestas de sectores que promovieron el "No" al acuerdo.

"Nosotros habíamos pedido un plazo prudente para examinar este texto, que no es corto ni fácil, y poder darle una reacción al equipo del gobierno (...) No estamos en condiciones esta semana de atender esa citación-debate aquí en la plenaria del Senado", agregó.

Uribe (2002-2010) afirmó que "solamente en la noche del domingo a lunes" empezaron a recibir el nuevo documento y que la revisión empezó el lunes y siguió este martes.

Los opositores critican principalmente lo que consideran "impunidad total" para los guerrilleros responsables de delitos atroces, así como que tengan elegibilidad política.

El jefe del equipo negociador del gobierno, Humberto de la Calle, dijo más temprano este martes que este acuerdo era el "definitivo". (Lea: Este es el acuerdo final y no hay espacio para nueva negociación: De la Calle)

Colombia registra más de 260.000 muertos en medio siglo de violencia fratricida, que ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes de la fuerza pública.