Los puntos que el uribismo pretende renegociar

Son algunas de las propuestas entregadas por el Centro Democrático al gobierno nacional para renegociar el acuerdo de paz con las Farc

El Centro Democrático reveló el documento de 26 páginas que entregó la tarde de este miércoles a los delegados del gobierno nacional para encontrar puntos en común y lograr consensos que permitan sacar adelante el acuerdo general para la terminación del conflicto con las Farc. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

En principio, se trata de una serie de lineamientos base sobre los cuales el uribismo aceptará sentarse a dialogar con los coordinadores del Sí en el plebiscito por la paz, que resultó derrotado en las urnas el pasado 2 de octubre para proponer más adelante, eso sí, otra serie de modificaciones al acuerdo que, en todo caso, deberá ser avalado también por la guerrilla. (Lea: Uribe entregó propuesta final para lograr Acuerdo Nacional de Paz)

Si bien son varias las preocupaciones que expresó el sector que lidera el expresidente Álvaro Uribe –como los puntos relacionados con víctimas y participación en política- llama la atención el relacionado con el punto del narcotráfico, el mayor financiador de las Farc durante este casi medio siglo en guerra.

En ese sentido, solicitaron  aclarar en el documento final de paz que no puede ser un delito conexo al delito político, ni mucho menos, objeto de amnistía o indulto que beneficie a quienes estén o hayan estado incursos en esta práctica y que, pese a la voluntad de las Farc de contribuir con la erradicación de cultivos ilícitos, deberá prevalecer la facultad del Estado de asperjar de forma aérea. (Lea: Los inamovibles y las propuestas del uribismo para avanzar en acuerdo de paz)

“Si bien se privilegia la erradicación manual voluntaria, es importante hacer explícito el derecho que le asiste al Estado para emplear por razones de seguridad nacional, la aspersión aérea. Se debe considerar la propuesta del fiscal de reanudar de manera inmediata la aspersión aérea con glifosato”, señala el texto entregado por el hoy senador Uribe al jefe de la delegación de paz del gobierno, Humberto de la Calle.

Otro de los puntos que será tema de debate entre ambas partes será la posibilidad de que las Farc sean extraditadas por sus conductas con ocasión al conflicto, asunto que quedaba resuelto en el acuerdo sobre justicia pactado con las Farc y que cerraba esta eventualidad. El uribismo pidió condicionar la extradición a ciertos comportamientos que, una vez firmado el acuerdo, pueda cometer la guerrilla. 

“Debería analizarse condicionar la extradición al cumplimiento de los compromisos de verdad, reparación y no repetición”, se explica en el documento que tendrá respuesta del gobierno en las próximas horas.

Participación en política

Las preocupaciones del Centro Democrático sobre participación en política de las Farc tienen que ver con la eliminación del umbral como requisito para mantener la personería jurídica y llegar al Congreso de la República. Según argumentaron los del No, esta situación abriría el espacio para el fortalecimiento de las “microempresas electorales que tanto daño hicieron al país”.

Respecto de las curules que les entregarán a las Farc mientras se reintegran a la sociedad y consolidan un partido político, defienden la idea de que varias de esas curules las deben ocupar víctimas de todos los actores que participaron en el conflicto y rechazan la posibilidad de que guerrilleros que hayan cometido delitos de lesa humanidad puedan participar en política.

Insistieron, además, en cárcel para quienes hayan cometido delitos atroces, de lesa humanidad y que no sean objeto de amnistía y, sobre la implementación de los acuerdos, rechazaron un proceso ‘fast track’, como se aprobó en el Acto Legislativo en el Congreso.

Finalmente, para avanzar en el diálogo nacional para sacar adelante el acuerdo de paz, explicaron la necesidad de mantener el cese del fuego bilateral supervisado por la ONU, y “avanzar rápidamente en la discusión de un proceso de amnistía que permita garantías efectivas de reincorporación de la base guerrillera, no vinculada a procesos por Delitos de Lesa Humanidad, a la vida civil”.

Vea acá el documento completo de las propuestas del Centro Democrático.