Víctimas, el centro de la paz

Sergio Jaramillo se reunió en Bogotá con más de 200 afectados por el conflicto armado interno para recordarles el compromiso que la mesa de diálogos tiene con ellos.

Sergio Jaramillo, alto comisionado para la Paz, se reunió con víctimas en el Centro Cultura Gabriel García Márquez. / SIG

Recién llegado de La Habana (Cuba), donde Gobierno y Farc firmaron un acuerdo en el tema de participación política, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, se reunió con víctimas del conflicto armado en Bogotá. Durante la reunión aseguró que las víctimas están en el centro del proceso de paz y que en Cuba no se están negociando sus derechos sino de qué modo cada parte puede satisfacerlos de la mejor manera.

El alto comisionado para la Paz anunció que el Gobierno está dispuesto a permitir que una comisión de víctimas de las Farc viaje a La Habana y que este encuentro podría ocurrir antes de que se inicie el próximo ciclo de negociaciones, que está programado para el 18 de noviembre. “El gobierno nacional apoya, y está activamente a favor, de que antes de que se discuta el tema de las víctimas los oigamos a ustedes. Porque ese punto, más que cualquier otro, se tiene que construir sobre lo que dicen las víctimas”, sostuvo.

Asimismo aseguró que este tema, que tiene relación directa con el de la justicia e impacta sobre la participación política, tiene que responder las necesidades de quienes han sido afectados por esta larga guerra, por lo que el diseño de la estrategia para abordar la temática debe incluir sus voces.

“En los puntos anteriores hemos acordado unos foros en los que un número grande de organizaciones ha podido contribuir y participar sobre un tema específico. Tenemos que pensar cuál sería el mejor diseño para una estrategia en el tema de víctimas. En La Habana hay un espacio que se ha trabajado de una manera limitada, no por excluir a nadie sino para garantizar el avance. Existe la posibilidad de recibir una delegación de ustedes”, les dijo Jaramillo.

También contó que a La Habana llegó un envío de objetos de las víctimas, que fueron ubicados en un salón contiguo a donde sesiona la mesa de diálogos para recordarles a las delegaciones que las víctimas están en el centro de la negociación. Jaramillo relacionó el tema de víctimas con el acuerdo sobre la participación política, ya que uno de sus puntos es el de las circunscripciones de paz, que garantizarían la participación en la Cámara de Representantes de algunos voceros de las zonas más afectadas por la violencia.

El alto comisionado fue enfático en que el marco para la paz incluyó, además de los avances logrados en materia de esclarecimiento mediante las investigaciones judiciales, otros mecanismos como el de una comisión de la verdad. “Eso se tiene que construir desde las regiones, desde los territorios. Cualquier mecanismo de esclarecimiento o de verdad debe construirse desde las regiones, y no desde La Habana. Los vamos a construir sobre lo que ustedes han venido diciendo. Una vez esté perfeccionado lo básico, tendremos que discutir con ustedes sobre ese aspecto”, concluyó Jaramillo.