Víctimas reclaman al Gobierno que reconozca los crímenes de Estado

Solicitan además al presidente Santos que pida perdón públicamente por esos hechos.

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE) pidió al Gobierno que reconozca a estas víctimas y solicitó a los negociadores en La Habana, incluidas las Farc, la creación de una Comisión de la Verdad para esclarecer esos delitos de lesa humanidad.

En una carta entregada a los representantes de la ONU, en un acto celebrado en Bogotá, este movimiento aseguró que el proceso de paz que se desarrolla en Cuba es "una oportunidad histórica para la sociedad colombiana" porque puede permitir reconocer a todas las víctimas que ha dejado el largo conflicto armado.

"Las partes del conflicto armado deben asumir su responsabilidad por estos crímenes. En particular, el Gobierno debe reconocer la existencia de una política de Estado que ha propiciado las violaciones a los derechos humanos, los delitos de lesa humanidad, el genocidio y los crímenes de guerra", según MOVICE.

Las víctimas solicitan además al presidente Juan Manuel Santos, que pida perdón públicamente por esos hechos.

"Debe crearse una Comisión de la Verdad que investigue los hechos, recoja toda la información posible para su esclarecimiento y recomiende las acciones judiciales y las reformas institucionales necesarias para asegurar nuestros derechos", aclara la misiva.

MOVICE también reclama justicia, es decir, que los responsables de esos delitos sean procesados y condenados, así como la búsqueda de todos los desaparecidos, su identificación y la entrega de los restos a sus familiares.

El presidente de MOVICE, Iván Cepeda, explicó que el objetivo es que "el Estado reconozca que se han cometido crímenes tanto dentro como fuera del conflicto armado, que no han sido hechos individuales ni aislados sino que han tenido forma de delitos de lesa humanidad".

"Esos crímenes han sido perpetrados en Colombia de forma frecuente bajo políticas adoptadas por los Gobiernos y el propio Estado", insistió Cepeda, congresista del Polo Democrático Alternativo (PDA) e hijo de Manuel Cepeda, asesinado en 1994 cuando era senador de la Unión Patriótica (UP).

Este partido político de izquierdas nació en la década de los ochenta del siglo pasado y Manuel Cepeda fue uno de los miles de sus integrantes que fueron asesinados por paramilitares y agentes del Estado en lo que se ha conocido como el "genocidio de la UP".

El legislador del PDA aclaró que el escrito de MOVICE fue entregado a la ONU para que este organismo internacional se lo haga llegar a los países garantes del proceso de paz, Venezuela y Noruega, y éstos a su vez lo entreguen a la mesa de La Habana.

En noviembre pasado el Gobierno y las Farc abrieron un diálogo de paz en la capital cubana que busca acabar con este conflicto armado, el único activo en América.

últimas noticias

El difícil camino de la FARC al Congreso

Opinión: ¿Qué hay detrás de Hidroituango?