Así hablo el cabo, Salín Antonio Sanmiguel