España, Bolivia, Argentina, Chile y Perú también se pronunciaron