No cesan las amenazas en contra de ex secuestrados