Primera inspiración de Íngrid en Francia