Voceros del No se declaran inconformes con el nuevo acuerdo de paz

Estuvieron reunidos por más de ocho horas en el norte de Bogotá. Reclaman libertad de secuestrados y que se acojan sus propuestas.

Las caras de los voceros del No lo decían todo. No quedaron conformes con el nuevo acuerdo de paz que firmaron el Gobierno y las Farc en La Habana (Cuba). Luego de más de ocho horas de reunión en el norte de Bogotá, varios de los voceros del No al plebiscito concluyeron que “vemos con enorme preocupación que no se hicieron muchos de los cambios sustantivos que solicitamos y que fueron determinantes para que el acuerdo inicial fuera rechazado por la mayoría de los colombianos en las urnas”.

Así lo manifestó el exviceministro de Justicia, Rafael Nieto, luego de un encuentro del que también formaron parte, el también exviceministro de Defensa Rafael Guarían, la senadora Sofía Gaviria, el exprocurador Alejandro Ordóñez, el exvicepresidente Francisco Santos; el delegado de Marta Lucía Ramírez, Alejandro Salas; el periodista Herbin Hoyos y la excongresista Claudia Wilchez quien fue en representación de un sector cristiano.

Los voceros del No reconocieron que se hicieron ajustes con respecto al texto original. Pero manifestaron que no se hicieron los cambios sustantivos que consideran fueron determinantes para que el No ganara el plebiscito.

En la declaración se manifestaron sorprendidos porque, a su juicio, el Gobierno no cumplió con la promesa de presentarles el acuerdo antes de hacerlo público. Además, señalaron que no resultaba explicable que lo presentaran al país y al mundo y luego se sentaran a realizar nuevas correcciones. En síntesis, señalan que se hizo un anunció de un acuerdo sin terminar.

Pese a la larga jornada de estudio del documento, los voceros del  No señalan que continuarán su estudio y que “cuando el análisis esté terminado, se le comunicará a la opinión pública las conclusiones”.

Un tema en el que insisten los voceros del No es en los secuestrados. Al respeto rechazaron que “el silencio del Gobierno y de ese grupo armado ilegal en relación con la situación de los 468 civiles y 258 miembros de la Fuerza Pública secuestrados que siguen en su poder al día de hoy. La lista de estos secuestrados, que le fue entregada al Gobierno, coincide con la del Comité Internacional de la Cruz Roja. También exigimos la entrega inmediata de los menores reclutados. Las concesiones a las Farc no responden a las preocupaciones de las víctimas”.