¿Y para qué sirve la última conferencia de las Farc?