Las acusaciones de Restrepo

Una auditoría revelada por el Ministerio de Agricultura devela presuntas anomalías en la administración del Fondo Nacional del Ganado.

Con base en los hallazgos de una auditoría externa que revelan serias irregularidades en la administración del Fondo Nacional del Ganado por parte de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, tras calificar de “laxos y abusivos” los hechos detectados, conminó a Fedegán a su total transformación como requisito para renovarle la administración del Fondo. De paso, ordenó enviar copias del informe a la Contraloría General para que evalúe si hubo detrimento de dineros públicos.

En una misiva enviada al secretario general de Fedegán, Jaime Rafael Daza, el ministro resumió los principales apartes de la auditoría encargada a la firma BDO Audit S. A., con la advertencia de que ninguno de los compromisos de exhibir “índices de excelente democracia interna y gran transparencia en el manejo de los recursos públicos” está hoy siendo cumplido por Fedegán. El Espectador conoció tanto el informe de auditoría como la carta del ministro, en los que quedan en evidencia contravenciones legales.

Además de gastos que debieron haber sido asumidos por la Federación y no por el Fondo Nacional del Ganado, como excesivos gastos en el congreso ganadero o el pago de maletines de cuero por $119 millones, el titular de la cartera agropecuaria hizo énfasis en los altos costos que le ha significado al erario los viáticos y la nómina del presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie. En un apartado del documento se revela que entre 2006 y 2012, sin incluir tiquetes aéreos, el dirigente gremial recibió recursos por más de $200 millones por concepto de viáticos.

De igual modo, el informe sostiene que el Fondo Parafiscal que administra Fedegán terminó haciéndole pagos a José Félix Lafaurie por más de $500 millones, cuando éste no figura como funcionario del Estado. Asimismo, se encontró que el conductor-escolta personal del dirigente gremial hoy está vinculado como funcionario del Fondo, lo cual le representa al organismo una carga presupuestal de $54 millones, y por todo el período de la auditoría, entre 2006 y 2012, un valor total de $351 millones.

La auditoría reportó, de igual manera, dos escenarios por investigar. La intermediación en la compraventa de la vacuna antiaftosa, cedida a Fedegán, que además de configurar un monopolio sancionado por la Superintendencia de Industria y Comercio, no trasladó a los ganaderos de Colombia las utilidades del negocio, sino que terminó transformado en rentas para el gremio privado. A título de ejemplo, el informe señaló que Fedegán en un año ganó $4 mil millones por intermediación de las vacunas y estas ganancias no favorecieron a los ganaderos.

El otro caso tiene que ver con las Casa del Fondo, un inmueble que servía como sede del organismo y, según la auditoría, fue vendido en condiciones poco claras para una negociación de tal naturaleza. La venta se pactó por $444 millones, habiendo sido comprado por $400 millones 13 años atrás. El documento advirtió que ni siquiera se realizó un estudio de costo-beneficio, y hasta la fecha de la auditoría el Fondo ha tenido que pagar en cinco años, por concepto de arrendamiento, una suma cercana a la que recibió por la venta del inmueble.

Ante los señalamientos del ministro de Agricultura, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, calificó de irresponsable hacer una rueda de prensa para presentar un informe preliminar de una auditoría privada. El dirigente gremial manifestó que presentará una denuncia ante la Procuraduría por violación al debido proceso y a la presunción de inocencia por parte del titular de la cartera agropecuaria y explicó que lo que hay detrás es un tema político originado en su confrontación con el Gobierno.

Lafaurie respondió punto por punto los señalamientos del Ministerio de Agricultura, partiendo de un mordaz comentario: “Es que el ministro Restrepo no se ha dado cuenta de que yo me siento al lado suyo en la junta del Fondo Ganadero”. El dirigente gremial calificó como falso que hayan existido viáticos excesivos para su trabajo técnico en el Fondo Ganadero. “Me tocaba ir a reuniones del TLC, además de otros asuntos. ¿O no iba?”, afirmó Lafaurie, quien defendió su gestión y demeritó las conclusiones del informe de auditoría, que calificó de “preliminar y malintencionado”.

El presidente de Fedegán observó que en 20 años la Contraloría General de la República, organismo competente para evaluar los manejos de los recursos públicos invertidos en el Fondo del Ganado, nunca ha tenido una sola glosa sobre el correcto manejo de dineros. José Félix Lafaurie, quien durante los últimos tiempos ha adoptado una postura crítica contra el gobierno Santos, alineado con las ideas del expresidente Álvaro Uribe, concluyó diciendo que el ministro Restrepo no se tomó el trabajo de discutir debidamente el informe.

El ingeniero civil José Félix Lafaurie, quien fuera superintendente de Notariado y Registro, en el primer gobierno del presidente Álvaro Uribe, ha sido mencionado en escándalos como la parapolítica y la yidispolítica, pero hasta el momento la justicia no ha determinado responsabilidades en su contra. Fue sancionado por la Procuraduría en 2004 por tráfico de influencias y, desde entonces, además del liderazgo del gremio ganadero, ejerce la política activa, desde el conservatismo y la defensa del gobierno del expresidente Uribe.

amolano@elespectador.com

@alfredomolanoji