Acusan a funcionaria de Duque de querer hundir curules de paz

La plenaria del Senado de la noche de este martes terminó con una fuerte polémica por cuenta del proyecto que busca crear 16 circunscripciones para las víctimas del conflicto armado. La ministra del Interior consideró que el proyecto es inconveniente, pese a que este miércoles continúa el debate.

Karen Abudinen, alta consejera para las regiones.Tomada de Twitter

Desde que se firmó el acuerdo de paz y comenzó a funcionar el denominado “fast track” o mecanismo especial expedito para sacar adelante su implementación, aterrizó en el Legislativo un paquete de proyectos de ley y de reforma constitucional para lograr tal fin. Uno de ellos, como se sabe, es aquel que busca crear 16 curules de paz y que, por cuestiones de interpretación jurídica –y política- resultó hundido a finales del año pasado.

Toda serie de demandas y tutelas llegaron a la Rama Judicial para intentar revivir el proyecto que el entonces gobierno del presidente Juan Manuel Santos y los amigos de lo pactado en Cuba daban por aprobado pero, al final, resultaron derrotados y el proyecto no resucitó. Ahora, este mismo sector intenta que el Congreso elegido en marzo de este año le dé su aval y cree esos 16 espacios adicionales en el Capitolio pero, al parecer, tendrán el mismo destino que hace un año.  

(Lea: Revive en el Congreso la discusión sobre las curules de paz)

La noche de este martes, en la plenaria del Senado, mientras se discutía el proyecto, el senador de la U, Roy Barreras, acusó a la alta consejera para las regiones, Karen Abudinen, de intentar ejercer presión a los legisladores para que hundieran ese proyecto. “Que nos cuente si esa es la instrucción que tiene del gobierno o si ella quiere negarle a las regiones esa representación, porque parece una gran contradicción y espero que no diga que no porque hay testimonios suficientes de senadores que han recibido esa sugerencia”, dijo Barreras.

De inmediato, congresistas cercanos a la funcionaria costeña salieron en su defensa y exigieron al senador de la U dar nombres concretos de quienes estaban denunciando presión de parte de Abudinen, al punto que la senadora Paloma Valencia anunció que el Centro Democrático se retiraría del recinto a modo de protesta por estos señalamientos. Algo que, finalmente, no hizo pues la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, explicó la presencia de la alta consejera en el Capitolio.

(Lea: Yo estuve el día en el que se embolataron las curules de paz)

Según la jefe de la cartera política, Abudinen se encontraba esa noche con ella en el recinto de la plenaria del Senado buscando elementos de logística necesarios para resolver la situación de varios pueblos indígenas del Chocó que llegaron la noche del martes a Bogotá y no tenían dónde pasar la noche. Sin embargo, lo que sí aclaró la ministra es que el gobierno no comparte, en efecto, el proyecto de las 16 curules de paz para las víctimas del conflicto armado sino, por el contrario, la propuesta que en el primer debate llevó a la Comisión Primera el senador José Obdulio Gaviria que propone la creación de 8 curules en las que también participen exmiembros de la Fuerza Pública.

Lo curioso es que la ministra, al mismo tiempo, dejó claro que no considera la creación de las curules sean un elemento óptimo para resarcir a las víctimas del conflicto armado. En ese sentido, le pidió a Barreras, ponente del proyecto, que “reflexione” sobre la necesidad de crear más circunscripciones en el Congreso que, desde su perspectiva, seguirían ahondando la crisis financiera en la que se encuentra el Estado. “No hay con qué cumplir tantas expectativas. ¿16 curules más van realmente a solucionar los conflictos que se presentan el territorio?”, se cuestionó Gutiérrez.

Pero el senador de la FARC, Julián Gallo, salió en defensa de estos espacios que se elegirían para representar a los territorios más afectados por el conflicto, y afirmó que esto permitiría al país entrar en una etapa de transición y de inicio de construcción de la paz. Por la misma línea se pronunció el senador de la Colombia Humana, Gustavo Petro, quien planteó la posibilidad de que se aprueben ambas propuestas: la del uribismo (con ocho curules en Cámara) y la del senador Barreras (con 16 curules, en el Senado).

Según el también excandidato presidencia, negar espacio a las víctimas en zonas históricamente golpeadas por la guerra sería abrir la puerta a nuevas violencias que, desde su perspectiva, están siendo alimentadas por el crimen transnacional, principalmente el narcotráfico. “(…) Estaríamos propiciando la pérdida de soberanía nacional sobre esos territorios. No es ocupando el territorio con el Ejército como vamos a garantizar la soberanía. Si no hay apoyo poblacional, el Ejército pierde la batalla ante el dinero”, afirmó.

Al final, la decisión fue la de crear una subcomisión en el Senado que se encargará de preparar un informe y lograr un nuevo pacto interpartidista, en aras de evitar que el proyecto se hunda. El consenso será llevado a la plenaria de este miércoles para que sea votado y no resulte hundido por falta de tiempo, dado que quedan unas cuantas semanas para que acabe el periodo legislativo.

823464

2018-11-14T06:30:00-05:00

article

2018-11-14T07:26:58-05:00

sarboleda_1274

none

-Redacción Política

Política

Acusan a funcionaria de Duque de querer hundir curules de paz

61

5545

5606