Por ahora habrá segunda vuelta

La Gran Encuesta de los Medios de Invamer-Gallup revela que el jefe de Estado sigue afianzando la posibilidad de hacerse reelegir y que, hasta este momento, ninguno de sus rivales despega. Imagen de Álvaro Uribe cae 13 puntos.

La tendencia se mantiene y el presidente Juan Manuel Santos sigue fortaleciendo su posibilidad reeleccionista y aunque por ahora no le alcanza para ganar nuevamente la primera magistratura del Estado en primera vuelta y registra un leve descenso frente a la medición hecha en diciembre pasado, aún está muy lejos de sus competidores. Esa es una de las principales conclusiones que arroja la Gran Encuesta de los Medios hecha por la firma Invamer-Gallup para El Espectador, Caracol Televisión, Blu Radio, La República, El Colombiano, El País, El Universal y Vanguardia Liberal, sobre la intención de voto de los colombianos en los próximos comicios presidenciales.

Vea la infografía de la encuesta en este enlace

Según el sondeo, si las elecciones para presidente fueran mañana, el jefe de Estado obtendría el 34,7% de los votos, muy lejos de Óscar Iván Zuluaga, la ficha del Centro Democrático, que tiene un 10,8%. Después, en su orden, aparecen Enrique Peñalosa, de la Alianza Verde (8,6%); Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador (8,5%); Clara López Obregón, del Polo Democrático (6,2%), y Aída Avella, de la Unión Patriótica (1,6%). El voto en blanco sigue siendo la gran novedad y sacando a Santos les gana a todos, con una intención del 28,1%.

Comparando estos resultados con los registrados en la encuesta de Invamer-Gallup de diciembre pasado, se ve una leve caída de 1,3 puntos en el primer mandatario. En cuanto a sus competidores, habría que decir que la llegada de Marta Lucía Ramírez como candidata oficial del Partido Conservador golpea a Óscar Iván Zuluaga, que cae del 14,2% al 10,8%, mientras que Enrique Peñalosa sube del 5.1% al 8,6%, en un empate técnico con la exministra de Defensa. Y llama la atención el descenso de la izquierda, representada por Clara López y Aída Avella, que pierde terreno en el sondeo.

De todas maneras, a ninguno de los competidores del presidente Santos les alcanza para convertirse en una amenaza, al menos en el actual momento, aunque bien es sabido que el objetivo de todos sus opositores es forzar una segunda vuelta, donde las alianzas entran a jugar y ahí sí pueden definir. Lo que se ve es que cumplen con ese cometido, pero todavía hay variables a considerar y que podrían inclinar la balanza, en concreto, la designación de las fórmulas vicepresidenciales y los resultados de las elecciones a Congreso, que sin duda marcarán un nuevo escenario político.

Por ahora, de cara a una segunda vuelta, todos los pronósticos son favorables a Santos, que dobla en la intención de voto a Zuluaga, Ramírez y Peñalosa. Otros datos que arroja el sondeo advierten que la gran fortaleza electoral del jefe de Estado está hoy en los estratos bajos y en la región Caribe. Y vale la pena tener en cuenta que entre los encuestados que dicen ser del Partido Conservador, la mayoría (34,3%) dicen que votarán por el jefe de Estado, por encima de la candidata de la colectividad.

En la medición de los índices de favorabilidad, la gran novedad es la caída en la opinión sobre el expresidente Álvaro Uribe, que del 70,2% obtenido en el sondeo de noviembre pasado desciende a un 60,5% en febrero. El presidente Santos, en cambio, sube del 45,1% en diciembre de 2013 al 48,1%, pero llama la atención que de todos los personajes consultados, es el de más alta desfavorabilidad: 45,9%. El exministro Germán Vargas Lleras registra una opinión favorable del 42,3%, más de cuatro puntos menos que en la anterior encuesta.

A nivel institucional, la Iglesia Católica (73), las Fuerzas Militares (72,7%) y los medios de comunicación (65,9%) son las instituciones que presentan la opinión más favorable entre los colombianos. En cambio, en el fondo están el Congreso, los partidos políticos y las Farc, cuya desfavorabilidad es del 55,7%, 64,7% y 91,8% respectivamente. Tampoco les va bien al sistema judicial (54,7% de opinión desfavorable) y a la Corte Suprema de Justicia (42,9% de desfavorabilidad).

La encuesta indagó también por el estado de ánimo de los colombianos, que sigue siendo pesimista. El 59,5% de la gente cree que las cosas en el país van por mal camino y la gran mayoría considera que el principal problema sigue siendo el desempleo, seguido por la calidad y la atención en salud, la corrupción y la delincuencia común. La guerrilla no parece ser una gran preocupación y solo un 6,4% de los consultados considera que es el principal problema que debe resolver el próximo presidente de Colombia.

Sobre un tema coyuntural, el 54,4% cree que el fallo de la Procuraduría que destituyó al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, es injusto y que él debe luchar por sus derechos. A su vez, un 31,2% opina que el Ministerio Público está aplicando correctamente la ley y que el burgomaestre debe acatar su decisión. Y finalmente, queda demostrada la apatía de la gente con ser matriculada en algún partido: el 27,7% dijo ser independiente o no pertenecer a ninguno mientras que el 21,1% aseguró ser del Partido Liberal, el 13,5% a la U y el 12,4 al Centro Democrático.