Aída Abella candidata presidencial de Unión Patriótica

La exsenadora Piedad Córdoba, destituida en 2010 por la Procuraduría, se había ofrecido a "cargarle la maleta".

El izquierdista partido Unión Patriótica (UP), al que en los años 80 le asesinaron a más de 4.000 de sus militantes, escogió el sábado a Aída Abella como su candidata a la presidencia de Colombia en los comicios del 25 de mayo de 2014.

Abella, que llegó en las últimas horas a Colombia tras más de 17 años de exilio por un atentado contra su vida, dijo a periodistas que aceptaba "la candidatura a la presidencia de Colombia" y solicitó "garantías para el ejercicio de la oposición".

Agregó que pedía el apoyo de la "gente de a pie, de los constituyentes, del pueblo valiente y sabio". "Vamos a hacer una campaña para lograr un candidato único de la izquierda", afirmó.

La política, que era presidenta de la UP en 1996 cuando salió del país, instaló el viernes en Bogotá el V Congreso Nacional del partido que finalizará el domingo y al que concurren más de mil delegados de todo el país.

El nombre de Abella se suma al del exministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga, que también buscará la presidencia a nombre del movimiento Uribe Centro Democrático (UCD).

Al aceptar el nuevo reto político, Abella señaló que "seguiremos luchando por los cambios que necesita Colombia, donde todos podamos vivir en paz y tener la certeza de que el presupuesto es para el bienestar del pueblo y no de la clase dirigente".

Previo a la aceptación, la exsenadora Piedad Córdoba, destituida en 2010 por la Procuraduría, que le siguió un proceso por colaboración y favorecimiento a las Farc, se había ofrecido a "cargarle la maleta".

Bernardo Jaramillo, asesinado el 22 de marzo de 1990, fue el último candidato de la UP a la presidencia.

La Unión Patriótica nació en 1985 como un brazo político de las Farc a raíz de una negociación de paz celebrada un año antes entre el Gobierno del entonces presidente Belisario Betancur (1982-1986) y la guerrilla.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) le retiró el registro jurídico a la UP en 2002 por no haber alcanzado el umbral de 50.000 votos para mantenerse como partido, pero el 9 de julio de este año el Consejo de Estado, máximo tribunal administrativo, se lo restituyó.
 

últimas noticias