Conflicto armado en Colombia: antiguos enemigos hablan sobre la verdad de la guerra

hace 2 horas

"Salvamos a Bogotá de estar sometida un año y medio más al desgreño"

Dice Germán Vargas Lleras, quien respondió a Gustavo Petro ante la acusación de que fue él quien estuvo detrás de su destitución. Agrega que la Unidad Nacional debe tener candidato fuerte para las elecciones atípicas.

El Espectador

Un gran revuelo causaron las declaraciones del exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, en las que señaló a Germán Vargas Lleras, exministro de Vivienda y actual candidato a la Vicepresidencia, como el jefe del cartel detrás de su destitución. A esto el exministro respondió declarándose ajeno a los sucesos que llevaron a la salida de Petro, aunque no ocultó su satisfacción por la medida.

El exalcalde Gustavo Petro lo señaló de ser el líder del “cartel” que promovió su salida. ¿Qué opina?

Absurda y mentirosa. No tengo ninguna relación comercial ni con Alberto Ríos ni con William Vélez. Es bueno precisar que los contratos de basura se firmaron en la alcaldía de Antanas Mockus. Le recuerdo al doctor Petro que no presenté la demanda a la Procuraduría, ni intervine ante la justicia, que al final avaló la decisión del procurador. Pero si él me quiere mostrar como el gran artífice, me honra con eso, porque salvamos a Bogotá de estar sometida un año y medio más al desgreño, a la irresponsabilidad y al caos en el que la sumieron Petro y su administración.

Pero existe relación con esos empresarios.

Vale recordar que como ministro de Vivienda presenté mi impedimento, al igual que lo hizo el entonces viceministro y hoy superintendente de Industria y Comercio, para no tener que intervenir en asuntos relacionados con basuras, que fue lo que finalmente generó la destitución que impuso la Procuraduría. Por eso dejo claro que nunca intervine en temas de basuras ni lo hice cuando la propia administración de Petro renovó los contratos.

¿Siempre ha sido opositor de Petro?

La bancada de Cambio Radical fue y ha sido opositora de la administración de Gustavo Petro desde el primer momento, porque al igual que millones de personas que viven en Bogotá, hemos sentido el desgreño administrativo, el populismo con el que se manejó la Alcaldía y la parálisis en todas las inversiones que tuvo la ciudad.

¿Cuando usted fue ministro se profundizaron esas diferencias?

Claro, y mucho más cuando me tocó como ministro de Vivienda tratar de que Bogotá participara en el programa de las 100 mil viviendas, algo que lamentablemente fracasó. De las 9.500 casas gratis que se hubieran podido construir en Bogotá, escasamente se podrán hacer 4.000. Para completar, mientras en el resto de municipios hay muchas familias en extrema pobreza viviendo en su casa propia, en la capital del país sólo se han podido entregar 80 casas.

¿Qué piensa de la salida de Gustavo Petro?

Es muy buena. Al fin Bogotá podrá salir de la postración a la que la condujeron él y su administración; es bueno que la justicia hubiera fallado a tiempo y en derecho la cantidad de tutelas, que en mi parecer son un fraude procesal, pero lo mejor es que a partir de esta semana el presidente Santos podrá materializar los compromisos que adquirió con Bogotá y que había sido imposible ejecutar con Petro en la Alcaldía. Así el encargo de Rafael Pardo sea transitorio, esto le permitirá al presidente tener unas semanas para concretar esos apoyos para obras claves para la ciudad.

¿Qué puede pasar mañana (hoy) en el consejo de ministros?

Allí se deben tomar decisiones que le permitan al Gobierno concretar inversiones importantes para Bogotá, como las que le permitan a la ciudad superar el caos de movilidad. Podría concretar el apoyo para iniciar la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO); arrancar las obras para construir Transmilenio por la avenida Boyacá y la carrera 68; terminar la 26 hasta El Dorado; renovar el compromiso de cofinanciar la primera línea del metro y poner a andar los metrocables. Si se logra esto en las próximas semanas habrá valido la pena.

¿Qué más podría discutirse y concretarse?

Sería muy bueno concretar acciones de seguridad y educación. Que se renueve el programa de los colegios distritales en concesión, que iba a eliminar Petro. En resumen, creo que en temas como seguridad, movilidad y tantos otros los bogotanos pueden tener la certeza de que el Gobierno, a partir de esta semana, recuperará el tiempo perdido y procurará lo propio en materia de vivienda y en avanzar en las relaciones entre Bogotá y Cundinamarca, como el relleno sanitario, el abastecimiento de agua de los municipios de la sabana, entre otros.

¿Por qué cree que Petro hizo esa afirmación?

Es natural que el alcalde Petro apele a este argumento para descalificarme, como lo ha hecho en varias oportunidades, cuando lo único que me ha interesado es Bogotá. Ahora, que si el debate es político, por supuesto que también es político. Pasarán muchos años antes de que se pueda remediar el daño que él le ocasionó a esta ciudad.

El alcalde encargado, Rafael Pardo, señaló que el plan de desarrollo era muy bueno en el papel, pero que le falta ejecución. ¿Qué opina?

Es que no se ha visto ninguna obra. Cito el ejemplo de Transmilenio, ahora dice que renegociará esos contratos, que ellos mismos renovaron. Todo en la administración Petro fue así. El Distrito está lleno de recursos sin ejecutar o que fueron incapaces de hacerlo. El doctor Pardo tiene una gran oportunidad de destrabar aspectos centrales que permitan recuperar a Bogotá en asuntos vitales, que estimulen el crecimiento.

Pero ya se anunció que los progresistas competirán de nuevo por la Alcaldía.

La ley les concede el derecho de presentar candidato a las elecciones atípicas, pero mientras tanto, esperemos a ver qué ocurre. Seguramente el presidente podrá materializar los acuerdos que no pudo hacer con Petro como alcalde. Esta es una oportunidad de oro.

Petro dice que ganarán de nuevo la Alcaldía en las elecciones atípicas y que su proyecto seguirá adelante.

Me temo mucho que la ciudad les va a pasar a los progresistas una cuenta de cobro grande en esas elecciones, porque son ellos los responsables de la postración en la que dejaron a Bogotá.

¿Tiene en mente algún candidato para hacer contrapeso al movimiento del exacalde Petro?

Me parece que todos los partidos de la Unidad Nacional deberían presentar a un candidato, que le dé garantías a la ciudad de que se puede tener otro rumbo. Pero debe ser con todos los partidos de la Unidad, para que no se repita lo que nos ocurrió en las elecciones pasadas, que por la división de varios candidatos fue que con una minoría lograron llevar al señor Petro a la Alcaldía.

¿Pero una minoría de más de 700 mil votos, que es la que ha destacado y defendido Petro?

Son menos del 30% de los que viven en Bogotá. Y nadie está discutiendo el derecho a defender el voto de las personas que votaron por él, pero creo que en las elecciones que deben convocarse no logrará el apoyo para que su partido siga al frente.

Se ha hablado del exvicepresidente Francisco Santos como posible candidato. ¿Qué piensa, teniendo en cuenta su militancia uribista?

No quiero anticiparme a dar ningún nombre, pero se debería hacer un esfuerzo enorme para presentar una sola opción, en cabeza de una persona que conozca a Bogotá, que dé garantías de eficiencia administrativa.

Petro dijo que usted es el enemigo de la paz y que tiene encarcelado al presidente Santos.

Absurdo, soy el compañero de fórmula del presidente. Sobre el proceso de paz ya me pronuncié claramente. Eso es absurdo, no he intervenido en el proceso de paz y cuando acepté acompañarlo lo hice para hacerlo en todas sus políticas.

482614

2014-03-24T12:06:09-05:00

article

2014-03-24T16:27:16-05:00

none

Redacción Política

Política

"Salvamos a Bogotá de estar sometida un año y medio más al desgreño"

72

7940

8012