Al gobierno de Venezuela le exigimos respeto por todos los colombianos: Santos

El jefe de Estado ordenó a varios ministros del Gabinete que se desplacen a la frontera para apoyar a la población afectada.

Este martes el presidente Juan Manuel Santos, calificó de inaceptable el trato que han recibido los ciudadanos colombianos que resultaron afectados como consecuencia del cierre de la frontera decretado unilateralmente por el Gobierno de Venezuela y la posterior declaración de Estado de Excepción en cinco municipios del Estado Táchira.

“Lo que más nos preocupa, por supuesto –lo que es absolutamente intolerable–, es el maltrato a nuestros compatriotas, y la afectación a la población en la zona de frontera”, dijo Santos al término de una reunión con la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, a la que le informó en detalle sobre las acciones que ha tomado el Gobierno.

Así mismo, el mandatario exigió al gobierno de Venezuela respeto por todos los colombianos: “desde los más humildes hasta los más poderosos; desde los más cercanos a nuestro gobierno hasta los que nos critican ferozmente”.

Allanar las viviendas, sacar a la fuerza a los habitantes, separar las familias, no dejarles sacar sus pocos bienes y marcar las casas para luego demolerlas, son procedimientos totalmente inaceptables y recuerdan episodios amargos de la humanidad que no pueden repetirse”, dijo el Jefe de Estado al explicar que el Gobierno está haciendo todas las gestiones necesarias para que los colombianos deportados puedan rescatar los bienes y enseres que tuvieron que dejar.

“Ya hay un principio de acuerdo para que entren a Venezuela camiones colombianos, con los deportados, para que ellos mismos recojan sus pertenencias”, puntualizó.

De acuerdo con cifras oficiales, hasta este momento, 1.071 compatriotas han sido deportados, de los cuales 608 fueron trasladados a albergues –tanto en Cúcuta como en Villa del Rosario–, y el resto se está quedando con sus amigos o familiares.

“Hoy podemos decir que no hay un solo colombiano deportado que no esté durmiendo bajo techo, con un colchón, con alimentación, elementos de aseo y las condiciones mínimas necesarias para su bienestar”, dijo.

Reiteró que actuando con diplomacia y firmeza se buscarán soluciones conjuntas y para sentar también nuestra protesta por la forma en que han sido maltratados nuestros compatriotas.

“No es momento de hacer sonar las trompetas de guerra que algunos quisieran escuchar. Es momento de obrar con firmeza, con sensatez y eficacia para solucionar esta situación y defender las vidas y la dignidad de nuestros compatriotas”.

Por último, advirtió que no permitirá la especulación con el combustible en la frontera, por lo que le dio instrucciones al Ministro de Minas y Energía para que se garantice el suministro, ampliando los cupos de la gasolina subsidiada si fuera necesario.

“No podemos permitir que los especuladores hagan su agosto con esta situación, y le pido a la ciudadanía que nos ayude a controlar y denunciar. Si el problema es el contrabando y las bandas delincuenciales, como aduce Venezuela, nada más ineficaz y contraproducente que cerrar los sitios legales de acceso fronterizo”, sentenció.