Alejandro Ordóñez será candidato presidencial por firmas

Ayer, a esa amplia baraja de candidatos y precandidatos que han hecho públicas sus intenciones de llegar al solio de Bolívar, se sumaron oficialmente los nombres del exprocurador Alejandro Ordóñez y los senadores de la Alianza Verde Claudia López y Antonio Navarro.

Aunque las aspiraciones de esta trilogía para el 2018 estaban más claras que el agua, tan sólo el anuncio formal marca, indudablemente, una campaña cada vez más anticipada. Lo es así, por ejemplo, en el caso de Ordóñez, que se cansó de esperar una respuesta de su partido, el Conservador, y decidió lanzar su candidatura por firmas. Su condición para quedarse con los del “trapo azul”, según la carta enviada al presidente del directorio de la colectividad, el senador Hernán Andrade, en febrero pasado, era que debían declararse en oposición al gobierno de Juan Manuel Santos. Un hecho que, por supuesto, jamás ocurrió.

Por eso, un exclusivo hotel del centro de Bogotá le sirvió al exprocurador para anunciarle al país que, a partir de este momento, un grupo de ciudadanos liderado por la diputada de Santander Ángela Hernández y el exsenador José Darío Salazar comenzará a recolectar firmas para inscribirlo como candidato presidencial. Se requieren, como mínimo, 380.000, “pero espero recoger millones para lograr ser aspirante único de una gran convergencia política”, dijo Ordóñez. En pocas palabras, ello significa que está dispuesto a participar en la coalición que propuso el expresidente Álvaro Uribe para aglomerar a las fuerzas del triunfo del No en el plebiscito del 2 de octubre del año pasado.

Lo primero que hará Ordóñez si gana la Presidencia, según dijo, será convocar a una asamblea constituyente para “saldar el raponazo del que fuimos objeto con el plebiscito”. Traducido a la realidad, quiere decir que borrará del mapa jurídico varias facultades del presidente de la República como, por ejemplo, ternar a los candidatos de la Corte Constitucional o dejar al Congreso con una sola Cámara. Lo importante, en todo caso, es que hará una política al estilo del presidente Donald Trump: “Una de sus cualidades más destacables es que está haciendo lo que ningún político hace: cumplir lo que promete. Y yo haré lo que prometa”.

Descartado el nombre de Ordóñez en el Partido Conservador, resta esperar si se decide darle el aval a Marta Lucía Ramírez, quien también tiene diferencias con algunos directivos de la colectividad. Aunque por ahí suena el nombre del representante David Barguil, quien a pesar de tener pretensiones en el Senado, no descarta hacer caso a los consejos de algunos de sus copartidarios y postularse.

697017

2017-06-05T22:44:18-05:00

article

2017-06-05T23:51:02-05:00

[email protected]

none

Redacción Polítca

Política

Alejandro Ordóñez será candidato presidencial por firmas

59

2461

2520

 

El poder de los alternativos

La cacerola, personaje de este año en Colombia

La cacerola, el paro y el cambio cultural