Alexánder Bermúdez: 'Jamás he recibido dineros ilícitos'

En 1995, con 18 años de edad, Alexánder Bermúdez fue elegido concejal de San José del Guaviare.

Era el comienzo de una carrera política que lo ha llevado a ser candidato a la Cámara de Representantes, director del Partido Liberal a nivel local y coordinador regional de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos. Hoy busca la Alcaldía con el aval del Partido de la U, en una campaña en la que, según dice, han imperado las calumnias sobre las propuestas.

“Mi candidatura es el resultado de un proceso democrático y político regional, dentro del Partido de la U, que ha tenido en cuenta no sólo mi intachable hoja de vida, sino también mis capacidades”, señala Bermúdez, saliéndole al paso al informe de la Corporación Nuevo Arco Iris sobre candidatos cuestionados, divulgado el 28 de agosto pasado por El Espectador, en el que se le relaciona con la presunta financiación de su campaña con recursos ilícitos. El candidato denunció penalmente por injuria y calumnia a León Valencia, director de la Corporación, proceso aún en curso y que es seguido atentamente por este diario.

En dicho informe, Arco Iris dice que su hermano, Harvey Bermúdez, está procesado por narcotráfico. Un tema al que el candidato no le huye: “Cada persona es diferente e incluso los miembros de una misma familia. Mi hermano cometió errores por los cuales ya está respondiendo ante la justicia de Puerto Rico, pero algunas personas no sólo han exagerado su responsabilidad, sino que además están difundiendo información errada o imprecisa. Él fue acusado por conspiración para introducir cocaína a Estados Unidos, pero nunca le encontraron ni probaron nada. Por las diferencias de procedimiento legal que se aplican en ese país, resultó condenado a 24 meses, que se cumplen en diciembre”.

Bermúdez dice que cuando se insinúa la presunta financiación ilegal de su campaña, si se refieren a su hermano, lo que buscan es “perjudicarlo” y explica que incluso su familia le ha enviado dinero para los gastos de defensa y sostenimiento: “Es una persona humilde, de escasos recursos, y no le vamos a dar la espalda”. Y agrega: “Mi campaña está financiada cien por ciento con recursos propios, e incluso recientemente vendí un inmueble para financiar mis aspiraciones políticas y así lo pueden demostrar mis libros contables”.

El aspirante cree que el juego sucio obedece a una estrategia puesta en marcha por sectores de la política nacional que les hacen persecución a todos aquellos que tengan algún tipo de vínculo con el expresidente Álvaro Uribe, sin tener en cuenta que la U está conformado por toda una colectividad social que va más allá incluso del mismo exmandatario: “Aquellos contradictores y opositores políticos que gastan inútilmente sus esfuerzos, no reconocen que la ciudadanía es inteligente y tiene la capacidad para identificar e ignorar este tipo de sucias campañas de desprestigio”.

Y saca a relucir un aspecto que, advierte, es desconocido en el país pero no en su región: “En San José del Guaviare, la comunidad bien sabe de mi honestidad y de la procedencia de mis recursos, pues conocen mi desempeño como comerciante y empresario e incluso saben que desde hace más de cuatro años y hasta hace menos de seis meses, sostuve contratos de prestación de servicios para la Embajada americana, específicamente suministrando alimentación, hospedaje y logística para apoyar el Plan Colombia”.

Temas relacionados