Alianza Verde anuncia debate de control político por situación de Hidroituango

Congresistas del partido resaltaron la necesidad de que se determinen responsabilidades individuales y corporativas en los tropiezos que ha tenido el proyecto hidroenergético en Antioquia.

Hidroituango
Proyecto Hidroituango.Archivo El Espectador

Los congresistas Iván Marulanda y Catalina Ortiz Lalinde, de las bancadas de la Alianza Verde en Senado y Cámara, respectivamente, anunciaron en la tarde de este jueves que una vez se inicien las sesiones ordinarias en el Congreso de la República harán el llamado a debate de control político a las autoridades y entidades privadas que tengan que ver con el proyecto de Hidroituango para que rindan cuentas ante el Legislativo.

“Las bancadas del partido Alianza Verde expresan su conmoción por la tragedia que está ocasionando el proyecto Hidroituango en el río Cauca y en su zona de influencia, provocando enorme daño a las poblaciones ribereñas en varios departamentos y a los ecosistemas en los cuales el río Cauca es elemento determinante”, dice un comunicado de los dos congresistas.

Le puede interesar: ¿Por qué "enterraron" al río Cauca?

En ese mismo sentido, exigieron tanto a las autoridades de Antioquia y Medellín y a los directivos de las Empresas Públicas de Medellín (EPM) que expliquen al país las razones por las que se dio la disminución del caudal del río, situación que califican como “catástrofe”, cómo se resolverá y cómo se repararán los daños ocasionados a la comunidad y a la naturaleza.

“Estamos atentos a las actuaciones a las que están obligadas las autoridades y los organismos de control que tienen competencias ante la situación”, dice el comunicado y resaltó la necesidad de que se establezcan responsabilidades individuales y corporativas.

Sobre la situación de Hidroituango también se pronunció el senador Alberto Castilla, del Polo Democrático, quien hizo un llamado a la Fiscalía encargada de los delitos en contra de los recursos naturales y el medioambiente para que realice una investigación sobre el “daño ambiental irreparable” que causa el proyecto hidroenergético.

“Es necesario que se realice un censo riguroso de las personas que han sido afectada por las diversas crisis que ha presentado el proyecto hidroeléctrico en los últimos meses y se les brinde atención prioritaria en temas de salud, vivienda y servicios”, anotó Castilla.

Contexto: ¿Hidroituango mató al río Cauca? Una guía para aclararlo

El cierre sorpresivo de la compuerta 1 del proyecto de Hidroituango, ocurrido el martes pasado, ocasionó la reducción del caudal del río Cauca, una situación que, en opinión de varios expertos, podría causar daños importantes tanto en las especies de peces que habitan en sus aguas y otros animales y la flora de la región.

De acuerdo con los cálculos que hace Germán Vargas, geólogo y jefe de la oficina de Estudios Ambientales de la Universidad Nacional, los caudales medios del río Cauca son de 2.000 o 2.500 metro cúbicos por segundo, sin embargo, tras el cierre de la compuerta en Hidroituango, en el municipio de Valdivia el caudal no es de más de 50 metros cúbicos.

Vargas explica que se está causando una descompensación en el equilibrio del sistema fluvial y ecosistémico. Una cosa es cuando el río baja por falta de lluvias, lo cual hace parte del ciclo hídrico de forma natural, pero cuando de la noche a la mañana cambian los niveles de esta forma, los organismos no logran acomodarse”, explicó Vargas a El Espectador.

Los conocedores del tema tampoco se atreven a dar un plazo para la recuperación del cauce del río Cauca, pues en este asunto juegan muchas variables, como el clima, las emergencias que se puedan presentar eventualmente en el proyecto y la ayuda que los seres humanos le puedan brindar al ecosistema para su restauración.