Alianza Verde no perderá los 594.734 votos de Antanas Mockus

El Consejo de Estado emitió un auto en el que niega una solicitud de nulidad electoral que buscaba quitarle al profesor los sufragios ganados en 2018. De la decisión, revivió el debate sobre si Antanas Mockus podía votar en la discusión de las objeciones a la JEP.

El profesor Antanas Mockus llegó el jueves al Congreso, día en que las objeciones presidenciales a la JEP quedaron en manos de la Corte Constitucional.Óscar Pérez - El Espectador

El Consejo de Estado emitió un auto, con fecha del 3 de mayo, en el que niega  una solicitud de nulidad electoral que buscaba quitarle al profesor Antanas Mockus los más de 500.000 votos que logró en los comicios legislativos de 2018. Una decisión que favorece a la Alianza Verde y que, de haberse acogido, habría obligado a hacer un nuevo escrutinio, se habría modificado el umbral electoral y la colectividad habría perdido a varios de sus senadores.

No obstante, la decisión revivió dudas sobre si la sentencia que lo despojó de su cargo ya estaba ejecutoriada cuando Mockus se presentó al Senado para participar de la discusión sobre las objeciones a la JEP. Y es que, en medio de la disputa política, jurídica y matemática en la que se enfrascó el Congreso alrededor de dichos reparos, ha resultado fundamental estudiar, caso por caso, la situación de cada uno de los senadores que no pudieron –o no quisieron- votarlos.

(Lea: Las razones por las que Mockus regresó al Senado)

Si el sufragio faltante para lograr el número mágico de 48 votos estaba en manos de Maritza Martínez, José David Name o Eduardo Pulgar, todos congresistas de la U; o de Ana María Castañeda, de Cambio Radical; o del propio Antanas Mockus, de la Alianza Verde es un hecho que ahora reposa en manos de los expertos en el tejemaneje normativo.

Los primeros, por ejemplo, podrían ser castigados por incumplir la ley de bancadas, al apartarse de la directriz de sus partidos de rechazar las objeciones. Pero el caso de Mockus merece un análisis aparte y la razón es muy sencilla: fue el único que representaba, verdaderamente, al recién construido bloque ‘propaz’ y, por ende, no iba a votar favorablemente ninguna de las objeciones a la JEP.

(Contexto: La tras escena de la pérdida de la curul de Antanas Mockus)

Sin embargo, un fallo del Consejo de Estado, conocido el pasado 11 de abril, anuló la elección de Mockus, lo despojó de su curul y no le permitió regresar al Congreso. Se trataba, como se sabe, de una decisión de única instancia, lo que obligó a Mockus a recurrir a la tutela, asesorado por el abogado y exnegociador de paz, Humberto de la Calle, cuya decisión aún está en vilo.

Entre tanto, Mockus decidió no volver al Capitolio acogiendo la decisión del alto tribunal y, por ende, quedó apartado de los debates que, con posterioridad a esa fecha, adelantó el Congreso de la República. Entre ellos, las objeciones presidenciales a la JEP. Esta semana, no obstante, sorprendió un comunicado en el que anunciaba que volvería porque su sentencia aún no estaba ejecutoriada.

(Lea: Mockus regresará al Senado este jueves y participará en el debate sobre la JEP)

¿Qué significaba esto? Según Mockus, había recibido “señales equívocas” de parte del secretario general del Senado, Gregorio Eljach, frente a la comunicación formal que debía emitir el Consejo de Estado al Congreso de la República acerca de su decisión. Lo anterior, al percatarse de que el Legislativo no había sido notificado de la decisión tomada por el tribunal porque aún estaba pendiente una decisión por resolver.

Se trataba, ni más ni menos, que de una solicitud de nulidad electoral radicada por José Manuel Abuchaibe, Opción Ciudadana, Víctor Velásquez y Nesly Edilma Rey que pedían adherir al fallo del 11 de abril un pronunciamiento que indicara que los 594.734 que logró la Alianza Verde con la elección de Mockus debían quitársele al partido y realizar un nuevo escrutinio con lo cual, no solo se habría modificado la cifra repartidora sino, también, habría sacado del ‘ring’ legislativo a senadores verdes.

No obstante, los argumentos expresados por el magistrado Alberto Yepes en su decisión de este viernes, 3 de mayo, indican que la solicitud de nulidad fue radicada de manera extemporánea y que, por lo mismo, dicha petición tenía que ser rechazada. Entonces, ¿estaba o no ejecutoriada la sentencia que despojó a Mockus de su curul cuando fue al Senado el jueves de esta semana a participar en el debate de las objeciones?

De acuerdo con el auto de ayer, viernes, sí. “La petición de la señora Rey Cruz es extemporánea; especialmente, si se tiene en cuenta que las providencias proferidas por fuera de audiencia quedan ejecutoriadas a los 3 días siguientes de su notificación; la adición debe interponerse dentro de la ejecutoria; la notificación personal a la demandante se surtió el 12 de abril de 2019. En otras palabras, la demandante tenía hasta el 24 de ese mismo mes y año para solicitar la adición de la sentencia”.

Sin embargo, la lectura de Mockus es muy distinta. En la carta que envió al secretario Eljach, a pesar de reconocer los episodios que recoge en su auto el Consejo de Estado, afirma que los efectos de la sentencia del 11 de abril quedaron suspendidos por cuenta de la solicitud de nulidad de los demandantes. “El día 25 de abril fue radicada una solicitud de adición a la sentencia por parte del demandante, con lo cual se interrumpió el proceso de ejecutoria y, por tanto, los efectos de la sentencia. (…) Las sentencias sólo serán obligatorias una vez ejecutoriadas, no antes”.

De hecho, aclaró que el secretario general del Consejo de Estado no informó, como lo señala la ley, de la decisión a su par en el Congreso dado el proceso de nulidad que cursaba en su contra y que apenas fue resuelto hasta ayer, 3 de mayo.  En tal sentido, la división alrededor de la situación de Mockus quien, en todo caso, no votó en el debate de las objeciones a la JEP- sigue batallándose en el terreno de lo judicial.

 

853852

2019-05-04T14:30:52-05:00

article

2019-05-04T14:30:52-05:00

sarboleda_1274

none

-Redacción Política

Política

Alianza Verde no perderá los 594.734 votos de Antanas Mockus

61

6572

6633