La amenaza de 'Anonymous' a las elecciones

El registrador nacional le solicitó al director de la Policía Nacional establecer cuanto antes medidas conjuntas para la creación de políticas de seguridad informática dirigidas a evitar posibles ataques de hackers durante los comicios.

El registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez, le solicitó al director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, establecer cuanto antes medidas conjuntas para la creación de políticas de seguridad informática dirigidas a evitar posibles ataques de hackers a la entidad en el marco del proceso electoral de autoridades locales y regionales que tendrá lugar el próximo 30 de octubre.

En carta enviada al alto oficial, Sánchez hace alusión a una noticia publicada en el diario virtual www.confidencialcolombia.com, en la que se menciona un inminente ataque de hackers del denominado grupo ‘Anonymous’. “Hace pocos minutos, a través de sus cuentas en Twitter y Facebook, los miembros de la red de hackers, ‘Anonymous’ anunciaron el establecimiento de pruebas para una ‘operación democracia’, que tiene como objetivo penetrar la página web de la Registraduría Nacional”, dice la información.

Así mismo, Carlos Ariel Sánchez reseña un trino conocido en la red Twitter, según el cual el grupo ‘Anonymous’ invita a los internautas a estar pendientes de una página en Facebook donde se dará la información sobre la ‘operación democracia’, que “está en camino”.

En la noticia de Confidencial Colombia se revela, además, que ‘Anonymous’ ya ha realizado pruebas en la página web de la Registraduría Nacional del Estado Civil y que, según dicen, “logramos tumbar la web por un momento”. La página en Facebook de la red de hackers sobre la denominada ‘operación democracia’ ya cuenta con 150 seguidores y, según las razones que dan para planear un ataque a la organización electoral el día de los comicios, lo que se busca es “hacer valer la democracia en Colombia tal y como es”.

Se trata, sin duda, de un tema de gran relevancia, teniendo en cuenta el antecedente del ataque contra la plataforma tecnológica de la Registraduría Nacional del Estado Civil que se llevó a cabo en las elecciones al Congreso de la República de marzo de 2010. Entonces, la intrusión ocasionó el colapso de la página web, evitando que los ciudadanos conocieran en línea los resultados de los comicios. Esa situación hizo que para las elecciones presidenciales —primera vuelta en mayo y segunda en junio—, la Registraduría solicitara el apoyo de la Unidad de Delitos Informáticos de la Policía Nacional, lo que, según Sánchez, “redundó en el éxito de las jornadas en mención”.