Amplían denuncia por presunta omisión de investigar fraude electoral

Presentan una grabación en contra de los magistrados del Consejo Nacional Electoral.

En las últimas horas fue ampliada la denuncia en contra de los magistrados del Consejo Nacional Electoral por la presunta omisión a investigar el posible fraude electoral cometido durante las elecciones al Congreso en el exterior.

Zoilo Nieto, candidato por la Cámara en el exterior, presentó una grabación donde, según él, los propios magistrados del CNE admiten que se debe declarar la nulidad de las votaciones de residentes del exterior en su totalidad, hecho que finalmente no se dio.

De acuerdo a la grabación de Nieto, los magistrados afirman que se van a excluir 522 mesas de votación para decretar la elección de la Cámara en el exterior bajo el argumento de la inexistencia de documentos electorales que debieron llegar con las bolsas de votación a tiempo y que por ley son causales de nulidad. Aparentemente estos E-17 aparecieron meses después.

Nieto en un comunicado de prensa alegó que:

1. El magistrado José Joaquín Vives claramente ha reconocido en las audiencias de escrutinio que las actas E-17 del mundo entero nunca llegaron a tiempo, lo cual constituye causal de nulidad, por ley y por jurisprudencia del mismo CNE. En las imágenes claramente se observa que Vives admite que mandó a pedir los E-17 de todo el mundo porque nunca llegaron con el material electoral, tal y como lo establece la ley y la constitución. (Video de abril 8 de 2014 en audiencia de escrutinio de elecciones en el exterior). En el mismo video Vives asegura que se debe convocar a nuevas elecciones en el exterior.

2. Después de varios meses aparecen más de 1.500 E-17 supuestamente contradiciendo la búsqueda y las afirmaciones de los propios magistrados del CNE.

3. Pablo Gil, quien preside el CNE, anunció que a pesar del error de los funcionarios Estatales al no salvaguardar más de 522 mesas de votación, que constituyen el 32% de mesas y la voluntad electoral de los colombianos en el exterior, manifestó que las omisiones atribuibles a la Organización Electoral no alteran los resultados finales en la entrega de credenciales, cuando en efecto la nulidad sumada en votos representa el 50% de la sumatoria total para el caso del exterior.

4. Si bien es cierto se ha comprobado el fraude electoral en el exterior y se aportaron las pruebas de trashumantes inscritos en distintas partes del país en el Sisbén pero a su vez votantes en Venezuela, como también muertos que resultaron sufragando e inconsistencias entre las cédulas de supuestos electores y los nombre en las firmas, es decir falsedad y suplantación, también es cierto que la Organización Electoral debe asumir sus propios errores sin afectar los derechos fundamentales de los electores, sobre estos temas, (fraude y errores atribuibles), el CNE ha venido guardando silencio constituyendo un posible prevaricato que favorece al investigado representante Jaime Buenahora Febrés.