Ángela María Robledo, Petro, los verdes y el futuro de los alternativos para 2022

Noticias destacadas de Política

La renuncia de la congresista a Colombia Humana y su eventual llegada a la Alianza Verde agrega un factor que puede ser potente en la consulta abierta presidencial que se planea para marzo de 2022.

La salida de Ángela María Robledo a la Colombia Humana de Gustavo Petro estaba cantada desde octubre de 2020, cuando, en medios de comunicación, la congresista reveló que había un distanciamiento con el senador desde que decidió no apoyar la candidatura de Hollman Morris a la Alcaldía de Bogotá. “Diría que no hay espacio para mí en Colombia Humana”, señaló Robledo en entrevista con El Espectador y se quejó de que, desde entonces, empezó a recibir ataques en las redes sociales.

Quedó en evidencia que el asunto para Robledo en ese movimiento político no mejoró y ahora, tres meses después, le envió una carta a Petro en la que renuncia y, además de señalar que tenían profundas coincidencias, dice sentirse maltratada. “Mi condición de mujer feminista y libre ha sido duramente atacada desde algunos sectores del movimiento. He dicho en algunos medios que me quedé sin espacio político y que ha resultado muy difícil hacer un trabajo conjunto contigo y adelantar una tarea de organización al interior del movimiento”, escribió la representante a la Cámara.

Podría complementar: Ángela María Robledo renuncia a Colombia Humana

“Fue un distanciamiento que se fue profundizando, que no encontró espacio para el diálogo. Si no me siento cómoda, yo me voy a otro lugar”, comentó a este diario Robledo, quien tiene en el futuro más próximo continuar con la construcción de la agenda política que ha venido desarrollando con organizaciones de mujeres.

Pero detrás de esa salida, además de la denuncia de ataques en contra de sus causas, también está el profundo deseo de ser candidata a la Presidencia o de, al menos, tener un espacio en el que pueda medirse frente a líderes de otras fuerzas políticas para que la gente, de manera democrática, decida si apoya o no su nombre. Ella no toca el tema de frente, pero su molestia con decisiones como la de la Unión Patriótica de ungir a Petro como su candidato es obvia. “Hubiera aspirado a que, en mi condición de vicepresidenta de la Colombia Humana, me hubieran contado de esa alianza. Los partidos deben democratizarse”, señaló.

Le puede interesar: “Petro guardó silencio frente al ataque que sufrí”: Ángela María Robledo

Y de frente lanza críticas a su antigua fórmula presidencial: “No creo en ejercicios solitarios y me molestan mucho las prácticas caudillistas. Le reconozco a Petro su valor, pero me parece un liderazgo muy solitario, muy difícil de compartir. Mi legado ha sido estar siempre entre las mejores congresistas de este país, atado a una hoja de vida limpia, transparente, sin clientelismos. Eso le da una solidez a mi trabajo”.

Hacer algo para atender las quejas de Robledo era algo que se debía hacer en Colombia Humana, sin embargo, o no se hizo o lo que se hizo fue insuficiente, por lo que la próxima parada de la congresista podría ser la Alianza Verde, partido al que ya había pertenecido. A finales de diciembre pasado —conoció El Espectador— Robledo sostuvo una reunión con Antonio Navarro, Angélica Lozano y Carlos Ramón González, sin embargo, desde ese partido ya le habían hecho una invitación para reintegrarse, semanas antes de que, en octubre, se despachara en medios contra Colombia Humana.

Robledo prefiere guardarse los nombres de quienes le hicieron el guiño en aquel entonces, pero la senadora Angélica Lozano reconoce con las cartas destapadas que varios dirigentes y miembros del partido, incluida ella, querían a Robledo de vuelta.

Contexto: Elecciones presidenciales, a la vuelta de la esquina

“Tiene madurez, una enorme serenidad, comprende el país, no es ‘consigna-fácil’, sino que va a la raíz del problema. Está en un momento de madurez para ser una opción alternativa para el país. Y me honra y me anima que considere volver al Verde, porque aquí nadie la rechazó cuando sintió que podía ser mejor interpretada en otro lugar”, dice Lozano.

En ese mismo sentido, le envía un mensaje. “No hay que presionar ni precipitar. Ella sabe que tiene las puertas abiertas. Cuando ella quiera, que llegue”. Para la senadora, Robledo siempre fue el puente con Colombia Humana y de su papel ha habido varios hechos puntuales, como ser el enlace entre Petro y los verdes para la segunda vuelta presidencial de 2018 o el acompañamiento que recibió cuando perdió su curul por una decisión del Consejo de Estado. “Está por encima del bien y del mal, no está con niñerías ni con cuentos ni agendas ocultas. Por eso la noticia de que se va de Colombia Humana no es ninguna sorpresa”, anotó.

El camino verde

Realmente es muy poco probable que Robledo agarre para otro lugar que no sea la Alianza Verde, pero también tiene dentro de sus posibilidades conformar un grupo significativo de ciudadanos. “No resultará fácil en este momento, pero es una opción”, recalca.

Otro que ve con buenos ojos la llegada de Ángela María Robledo a la Alianza Verde es el senador Iván Marulanda, quien abandonó a Sergio Fajardo y su movimiento Compromiso Ciudadano por Colombia con la intención de participar en una eventual consulta con los precandidatos verdes. “Tengo muy buena actitud frente a la posibilidad de construir un proyecto de centro-izquierda, democrático y alternativo para las elecciones de 2022”. Para Marulanda, Robledo será una ficha clave en cualquier lugar al que decida llegar por su condición de líder feminista y defensora de la niñez. “Es una aliada clave y este sector ganaría una figura muy importante”, señala el senador.

Lea más del tema: “No hay espacio para mí en Colombia Humana”: Ángela María Robledo

¿Una convergencia sin Petro?

Fuentes de la Alianza Verde confirmaron que el proceso interno para la escogencia de un mecanismo que permita seleccionar un candidato único se iniciará el próximo 8 de febrero próximo y se extenderá hasta octubre. La idea es que quien levante las banderas de ese partido se mida en una consulta amplia en marzo de 2022 junto con otros candidatos de los sectores que se han declarado en oposición al gobierno del presidente Iván Duque Márquez y otras facciones que, si bien aún pertenecen a partidos tradicionales que apoyan las iniciativas oficiales, están en la disidencia.

Allí están los llamados LSD (liberales socialdemocrátas), como Roy Barreras y Rodrigo Lara. Por otro lado, a esa consulta más amplia también podrían llegar Sergio Fajardo, Alejandro Gaviria, Juan Manuel Galán, Jorge Enrique Robledo o el exministro Juan Fernando Cristo. La Alianza Verde también descarta la posibilidad de una consulta en la que esté Petro. El chance de llegar a ser parte de ese grupo no le es indiferente a Ángela María Robledo, pero tiene un deseo que espera que se cumpla: “Y ojalá esa consulta también sea con Petro”.

Esa podría ser una condición problemática si se tiene en cuenta que algunos proyectos, como el de los LSD, prefieren tomar distancia de Petro. Si no es para esa primera consulta, Robledo aspira a lograr unidad para una eventual segunda vuelta presidencial. “Que no vuelva a repetirse lo de 2018, con tantas distancias y fisuras que no solo fueron alrededor de una concepción de país, sino que se convirtieron en ataques personales. Hay que hacer un pacto ético de cuidado y un pacto por la protección de los votos el nuevo Código Electoral que tiene tanta porosidad”, advierte Robledo.

¿Qué dicen en la Colombia Humana?

La respuesta desde el movimiento de Petro a la salida de Robledo llegó en la mañana de este martes y la hicieron las mujeres de la colectividad. “Las mujeres de la Colombia Humana respetamos la decisión de Angela María Robledo de renunciar a ser parte del movimiento, para habilitar un escenario propio en pro de sus aspiraciones políticas. Reconocemos su lucha en la defensa de los derechos humanos, la paz, y la garantía de los derechos de las mujeres”, se lee en el comunicado.

En ese sentido, aseguraron que el espacio político para las mujeres dentro de Colombia Humana “es una realidad”. “La convicción feminista y la voluntad política de la Colombia Humana, se expresa en la reivindicación de los derechos integrales de las mujeres que en el ámbito político se manifiestan en los avances de la representación de las mujeres en el Congreso de la República, el Concejo de Bogotá, los edilatos y en el liderazgo de mujeres en los Movimientos Políticos MAIS y Unión Patriótica”, agregan las firmantes, dentro de las que se encuentran las congresistas María José Pizarro y Aída Avella, de la UP.

Desde el interior de esa colectividad se señala que no hubo ninguna sorpresa con la decisión y que, además de lo expuesto en la carta de renuncia, Robledo ya se había hecho a un lado con sus actuaciones. Niegan —y el tema parece incomodar bastante— que en Colombia Humana no hayan tenido espacio sus propuestas feministas, cuando se han establecido lugares para diferentes ideas y vertientes. “Ella no estaba contenta desde el primer día con la Colombia Humana, quería tener más alianzas con su partido, que siempre ha sido el Verde”, detalló un miembro del movimiento petrista.

La alerta que genera la renuncia de Robledo es que se prevé, a futuro, una nueva ruptura entre los movimientos de izquierda y centroizquierda, lo que en la práctica se traduce en la disipación de los votantes. Eso ha pasado históricamente con los llamados alternativos en el país y es una de sus más grandes debilidades frente a los sectores de derecha, que, por más diferencias que puedan tener, por lo general, llegan consolidados a las elecciones presidenciales.

Comparte en redes: