Anuncian medidas para enfrentar violencia contra los niños

Inicialmente se destinarán 2.000 policías adicionales para fortalecer el componente de Infancia y Adolescencia en las diferentes regiones del país.

Un paquete de medidas encaminado a enfrentar la oleada de violencia contra los niños, niñas y adolescentes en el país, anunciaron los representantes de las principales instituciones encargadas de esta materia, al cabo de una reunión de alto nivel convocada por la Defensoría del Pueblo y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Durante el encuentro de varias entidades del Estado se dieron a conocer las siguientes conclusiones:

  • Instalación de una mesa técnica permanente para identificar la oferta institucional de cada una de las entidades, y coordinar esfuerzos para proteger los derechos de niños, niñas y adolescentes.
  • Análisis criminal conjunto para la identificación de las diferentes formas de violencia y organizaciones delincuenciales que están detrás del maltrato a niños, niñas y adolescentes, pasando por los delitos sexuales, el ataque a la vida e integridad de los menores, la trata de personas dentro y fuera del país, así como la instrumentalización para la comisión de hurtos y extorsiones, entre otras modalidades.
  • Disposición de líneas telefónicas gratuitas de alcance nacional a través de las diferentes instituciones concernidas para recibir, tramitar y resolver las denuncias de los ciudadanos frente al maltrato y la violencia infantil.
  • Fortalecimiento de los programas de promoción de derechos y deberes, a través de las escuelas de padres con el apoyo del sector educativo, para que la sociedad asuma un papel de corresponsabilidad en el cuidado y protección de niños, niñas y adolescentes.
  • Convocatoria de una sala de crisis interinstitucional para atender con prioridad los casos más apremiantes en relación con este flagelo.
  • Destinación de 2.000 policías adicionales para fortalecer el componente de Infancia y Adolescencia en las diferentes regiones del país con fines de prevención, vigilancia y control.
  • Fortalecimiento de la presencia policial en escuelas y colegios públicos y privados para enfatizar en la pedagogía preventiva, a fin de alejar a los estudiantes del delito y de ambientes ajenos al entorno escolar.
  • Coordinación entre las autoridades, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, así como los alcaldes y gobernadores del país para impulsar programas encaminados a promover el buen uso del tiempo libre.
  • Vinculación de procuradores judiciales penales y procuradores de familia para priorizar las investigaciones en aquellos casos donde figuren como víctimas los niños, niñas y adolescentes.
  • Rendición de cuentas a alcaldes y gobernadores sobre las políticas de infancia y adolescencia a partir del próximo mes de marzo, ejercicio a partir del cual el Ministerio Público adoptará las determinaciones que correspondan, incluyendo los procesos disciplinarios a que haya lugar.
  • Celeridad en los procesos que se adelantan contra docentes por delitos sexuales contra los menores de edad para trasladar los expedientes al nivel central y proferir las medidas sancionatorias del caso, en la medida en que los profesores deben ser orientadores y no abusadores.
  • Énfasis en la prevención de los delitos, los mecanismos de denuncia para garantizar el acceso a la justicia de las víctimas y el acierto en las líneas de investigación, así como la capacidad de respuesta para intervenir con un enfoque interinstitucional en los lugares con mayor vulnerabilidad.
  • Vinculación de los medios de comunicación como multiplicadores de los mensajes de prevención y corresponsabilidad en la defensa de niños, niñas y adolescentes. 

 

últimas noticias

El Plan de Desarrollo de Duque