Aparecen 'extrañas' excusas médicas de los senadores

Las incapacidades de los legisladores en muchas ocasiones no corresponden a la EPS.

Este lunes se conocieron casos de congresistas que han justificado su ausentismo al Senado de la República en algunas ‘extrañas’ excusas médicas.

La FM reveló detalles de los hallazgos en 3.340 folios que están en poder de la secretaría general del Senado y la comisión de Acreditación de la misma corporación. En estos documentos se encuentran las excusas de los senadores por casi los últimos 4 años.

Registros de 2013

Excusas bastante curiosas, dolores de cabeza, gripas, dolores de muela, licencias no remuneradas, pero pagas, viajes al exterior e invitaciones dentro del país absurdas, son algunos de los casos registrados.

El presidente de la comisión de Acreditación del Senado, Antonio Guerra de la Espriella, señaló que las revisiones de excusas de los parlamentarios tienen un retraso desde 2010, es decir no han sido revisadas y los congresistas con excusa válida o inválida han recibido sus salarios completos. Cada día que un congresista no va a trabajar recibe en todo caso, cerca de $800.000.

“La opinión pública debe saber que las excusas se presentan de manera posterior a la inasistencia a la plenaria pero también se debe decir que la comisión de acreditación tiene un rezago en el estudio de las excusas…esto no es de ahora porque viene desde 2010”, dijo Guerra de la Espriella.

‘Excusitis’ aguda en 2013

La senadora Karime Mota y Morad, del Partido de la U, ha faltado en innumerables ocasiones a sus obligaciones legislativas. El Congreso entró de vacaciones el 16 de marzo de este año. En mayo Mota empezó aparentemente a presentar quebrantos de salud.

Fue incapacitada entonces por 2 días por la clínica Bautista de Barranquilla, sin explicar la razón de la incapacidad de la senadora.

En abril, la dependencia médica del Senado incapacitó de nuevo a Karime Mota, esta vez, por dos días –días de plenaria– por dermatitis alérgica severa. El 19 y 20 de junio de este año, también en fecha de plenaria, le volvió a pasar lo mismo y volvió a presentar una incapacidad por dos días, por el mismo motivo y quienes la atendieron fueron los mismos.

Un mes más tarde, ósea el 20 de julio, la senadora Mota presentó excusa para no asistir a la sesión del sábado 20 de julio, tal vez el día más importante para los congresistas ya que se instala el Congreso.

La parlamentaria no fue porque tenía supuestamente dolor de muela. En un centro estético de ortodoncia de Barranquilla la congresista habría sido intervenida por un dolor agudo, según dice la excusa médica.

La siguiente semana, los problemas de salud de la senadora Karime Mota continuaron. Volvió a presentar excusa por dos días para ausentarse de las plenarias del 23 y 24 de julio. Esta vez, con una excusa expedida por la dependencia de bienestar y urgencias del Senado. La razón de su enfermedad siguió siendo problemas dentales.

También se ausentó la tercera semana de esta última legislatura, por problemas de salud. No fue a la plenaria del 14 de agosto, y tampoco se supo la razón, porque la excusa médica de bienestar del Senado no tiene mayores detalles y es incomprensible. A las dos semanas faltó nuevamente por migraña y el centro de salud de nuevo en Barranquilla le emitió la excusa.

En total Karime Mota se ausentó 11 días laborales en seis meses de trabajo legislativo. Los días obviamente no le fueron descontados, es decir, la senadora recibió $8.800.000 por no ir a trabajar.

Senador Fuad Char

Las ausencias de Char empiezan este año desde el miércoles 3 de abril. Fue incapacitado por dolor de garganta, según registra la excusa con fecha de ese mismo por 3 días, expedida por la dependencia de urgencias del Senado.

El 17 de abril, Char también se ausentó. Pidió licencia no remunerada por 15 días. Estuvo ausente hasta el primero de mayo porque tuvo que, según explicó ante la presidencia del congreso, atender asuntos estrictamente personales.

En junio, el senador Fuad Char, también se ausentó de las plenarias del 4 y 5. Estaba en Barranquilla. Según explicó en la excusa médica por una infección respiratoria aguda. Y la siguiente semana, es decir, el 11 de junio, tampoco llegó. Explicó que le fue imposible llegar al aeropuerto de Barranquilla por las diferentes manifestaciones que se presentaron ese día por parte de los conductores de servicio público.

El 29 de julio, otros cuatro días de incapacidad, por amigdalitis aguda, dice una excusa de una clínica de Barranquilla, y el 27 de agosto, en urgencias del Senado lo incapacitaron por un día por hipertensión arterial.

Una semana después, se volvió a incapacitar por cuatro días. Esta vez, por infección en las vías respiratorias. Y a finales de septiembre, para los días 23, 24 y 25, Char volvió a pedir licencia no remunerada, pero sí le pagaron los días que estuvo ausente. Conclusión 30 días hábiles y laborables sin ir a trabajar y recibió $24.000.000.

Senador Héctor Alfonso López

El senador de Opción Ciudadana, Héctor Alfonso López, hijo de ‘La Gata’, ha presentado este año nueve excusas por no asistir a su trabajo en el Congreso.

La primera está fechada los días 30 y 31 de julio, martes y miércoles, expedida por bienestar y urgencias del Senado, sin conocerse tampoco qué problema de salud tuvo esos dos días de plenaria.

El 6 de agosto, también se incapacitó. En esta oportunidad, le dieron 5 días de reposo a causa de, según la excusa, sintomatología vesicular aguda. Pero volvió a incapacitarse dos días después y le dieron tres días más.

Y volvió a repetir en septiembre. No fue ni el 3, ni el 4 a las plenarias, porque tenía una cita en una institución especializada en estética dental. Aunque explica la excusa que tiene limitaciones para poder abrir la boca por un dolor intenso, lo que le generó dificultad para la alimentación. Le dieron tres días de incapacidad.

En total nueve días laborables sin ir a trabajar presentando unas excusas inquietantes, pero Héctor Alfonso López recibió $7.200.000.

Senadora Alexandra Moreno Piraquive

La senadora del movimiento político mira Alexandra Moreno Piraquive, es otra de los casos que preocupa, más que por las enfermedades que ha padecido supuestamente, por el lugar a donde aparentemente acude para ser tratada medicamente. Por fiebre y malestar general, no fue el miércoles 10 de abril a la plenaria y fue incapacitada dos días. El 18 de junio otra vez tuvo "malestar general" y la incapacidad fue por cuatro días, el 17 de septiembre su médico la incapacitó de nuevo dos días por "amigdalitis y compromiso de su estado general". Total 8 días es decir $6.400.000 que ganó sin ir a trabajar.

Senador Bernabé Celis

El senador de Cambio Radical, Bernabé Celis, se ausentó los días 7 y 8 de mayo de este año, días que le dieron de incapacidad por haberse sometido a una colonoscopia. La excusa no la expidió el especialista gastroenterólogo que le practicó el procedimiento, si no la dependencia de bienestar y urgencias del Senado.

A Celis el cheque le llegó completo y no le fueron descontados los casi $3.200.000.