Aprobada por unanimidad ley que prohíbe el asbesto

Con una votación de 131 votos a favor, la plenaria de la Cámara apoyó este proyecto de ley que había sido hundido siete veces en los últimos 12 años. La ley prohíbe su uso, exportación, distribución, y explotación del químico, y dicta garantías para proteger la salud de los colombianos.

La ley entrará en vigencia el primero de enero de 2021.Cortesía senadora conservadora Nadia Blel.

Contrario a lo que había pasado durante 12 años, este martes la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó en su último debate el proyecto de ley que que prohíbe el uso de asbesto en Colombia. La decisión fue unánime: con 131 votos a favor, los legisladores de esta corporación apoyaron la ley, sin embargo, antes de pasar a sanción presidencial la iniciativa deberá ser conciliada entre Senado y Cámara porque tuvo diferencias en algunos de los 13 artículos que la componen.

Le puede interesar: Boyacá, primer departamento que prohíbe el asbesto en contratación pública

Nadia Blel, senadora del Partido Conservador y autora principal del proyecto de ley, calificó como histórica la decisión y espera que se realice el trámite antes del 20 de junio, día en que acaba este periodo legislativo.  “Agradecemos a la Cámara de Representantes haber rodeado este proyecto y llegar a un consenso con el que se logra garantizar a las próximas generaciones un país libre de este enemigo silencioso. Después de tantos años de lucha, el Congreso atendió el llamado a la vida por encima de los intereses comerciales. Este es un triunfo para las familias de las victimas del asbesto, pero sobre todo es un triunfo para los colombianos”, manifestó al finalizar la sesión.

 

Los congresistas también ratificaron que el nombre de la ley es Ana Cecilia Niño, en honor a la mujer que demandó a la Nación por no haber prohibido con anterioridad este material al que estuvo expuesta por 17 años, que le causó cáncer y que murió en 2017 por dicha enfermedad. El articulado prohíbe no solo el uso del asbesto, sino su explotación, exportación, importación y distribución, sino que dicta garantías para proteger la salud de los colombianos. Por ello, las Aseguradoras de Riesgos Laborales (ARL) y las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) tendrán que incluir exámenes médicos que den cuenta de la presencia de asbesto en los trabajadores expuestos a él.

Lea: Así fue la protesta contra el asbesto en la visita oficial de Duque a Argentina

Así mismo, la ley expide que desde el primero de enero de 2021 no exista más el asbesto en el país. De igual forma, establece que el Gobierno, a través de la Superintendencia de industria y Comercio  sancione a todo aquel -persona natural o jurídica- que continúe utilizando el material. La autoridad ambiental deberá “monitorear la calidad del aire en los lugares donde exista mayor infraestructura construida con asbesto”, para verificar el nivel de estas fibras que continúan esparciéndose y afectando a las comunidades, según acordaron los congresistas. Específicamente, la ley dispone, también, que el Gobierno implemente el Plan de Adaptación Laboral, un programa especial para el municipio de Campamento, en Antioquia, para que todos los trabajadores de la mina ubicada allí logren una adaptación laboral.

Lo aprobado esta tarde por la Cámara son las disposiciones y artículos de la ponencia del representante Mauricio Toro, del Partido Verde, en la que él enfatizó el cambio de la palabra “eliminación” por “prohibición”, dando paso a que todos los usos del material sean suprimidos.

Las veces que el Congreso intentó prohibir el asbesto

Como se sabe, prohibir el asbesto es una iniciativa que había llegado varias veces al Congreso. En concreto, fue presentada siete veces y en todas las oportunidades terminó hundida.

En 2007 Jesús Bernal Amorocho, del Polo Democrático, intentó desterrar el asbesto del país, pero su propuesta no dio frutos. El proyecto de ley fue aprobado en primer debate pero luego lo archivaron. En ese mismo año, Pedro Muvdi, exrepresentante liberal, también lo presentó. Pero fue él mismo quien decidió retirar su propuesta. En ese entonces, el proyecto de Muvdi establecía “regular la producción y distribución del cemento social y las láminas de asbesto/ cemento para cubiertas, como insumos para incentivar la construcción o mejoramiento de vivienda de interés social”.

Le recomendamos: Sibaté y el asbesto, las pruebas que faltaban

Zulema Jatin Corrales, de la U, y Javier Cáceres Leal, de Cambio Radical, radicaron cada uno, también en 2007, un proyecto de ley para limitar su uso. El de Corrales pedía expedir normas “sobre la prohibición del uso del asbesto en todas sus variedades y establecer medidas de prevención, protección y vigilancia frente a los riesgos derivados de la exposición al asbesto en los lugares de trabajo y en el ambiente en general”. Y el de Cáceres buscaba “adoptar lineamientos” para construir una política de protección contra el material en cuestión. Ambos proyectos ni siquiera fueron debatidos.

Luego, en 2009, Pedro Muvdi intentó ponerlo nuevamente a consideración del Congreso. Pero como lo hizo dos años atrás, retiró su proyecto. En 2015, la autora de la iniciativa vencedora este martes, presentó una versión con las disposiciones de prohibir la “producción, comercialización, exportación, importación, y distribución de cualquier variedad del asbesto”, las mismas resoluciones que contiene hoy la ley Ana Cecilia Niño. Sin embargo, en ese entonces, la Comisión Séptima del Senado la votó negativamente.

Para ampliar: Es hora de prohibir el asbesto

Y en 2016, Blel, le dio una oportunidad más al proyecto de interés nacional. Pero la retiró por “indebida acumulación”. Por estos antecedentes es que la misma Blel celebró el paso que dieron los legisladores de la cámara baja. El camino fue largo, pero con el octavo proyecto presentando para este cometido este año, lograron concretar la prohibición total del asbesto.