"Aquí no nos pueden salir ahora con verdades alternativas sobre el conflicto": Mindefensa

Juan Carlos Pinzón así respondió al informe de la Comisión Histórica del Conflicto Armado.

El ministerio de Defensa se pronunció este miércoles sobre el informe revelado sobre la guerra en Colombia por parte de la Comisión Histórica del Conflicto Armado.

Luego de que se presentara el documento ante los negociadores en Cuba, el ministro Juan Carlos Pinzón dijo que para que haya reconciliación verdadera es necesario que la historia del conflicto y las Farc quede escrita sin ninguna variación.

Aquí no nos pueden salir ahora con verdades alternativas o con historias nuevas sobre lo que pasó en Colombia”, señaló,

A juicio del ministro Pinzón, de manera específica en el caso de las Farc “la historia la escribieron ellos mismos, está en sus computadores y en sus escritos”.

El ministerio de Defensa también está trabajando en los temas de verdad histórica, en la seguridad jurídica de los miembros de la Fuerza Pública y en la manera de enfrentar los delitos que persistan después de una eventual finalización del conflicto con las Farc.

Los doce historiadores que conforman la comisión presentaron en La Habana sus respectivos informes sobre las causas y los orígenes del conflicto armado.

Eduardo Pizarro, uno de los relatores de la comisión y actual embajador de Colombia en Holanda, señaló en rueda de prensa que aunque hay consenso sobre la multiplicidad de actores responsables del conflicto, algunos historiadores consideran que no ha sido una "guerra justa" por la "tremenda desproporción entre los objetivos que se propuso la guerrilla y las consecuencias del conflicto".

Recordó los seis millones de víctimas provocadas por más de cinco décadas de violencia, el lastre que ha supuesto para la economía nacional, la destrucción de infraestructuras y el desplazamiento masivo de población campesina.

Víctor Manuel Moncayo, por su parte, subrayó que algunos de los historiadores de la comisión reconocen el "horror" de acciones criminales de la guerrilla como el secuestro, la extorsión o el tráfico de drogas; pero admiten que hay "un trasfondo social" que explica e incluso justifica que se "alzaran en armas y retaran a las instituciones".

"El orden social que rige en Colombia (...) tiene consecuencias permanentes de inequidad, desigualdad, desorganización del Estado y dominación", aseveró Moncayo, exrector de la Universidad Nacional.

Para Moncayo, la responsabilidad del conflicto no puede recaer sólo sobre individuos, sino sobre un ordenamiento y estructura social que también se convierte en "victimario".

El académico puso como ejemplo el proceso de desmovilización de paramilitares iniciado en 2005, conocido como Justicia y Paz, que "sólo buscó responsabilizar a sujetos", y por ello, "el paramilitarismo como fenómeno político y social no ha desaparecido", ya que no se atajó el "orden existente" que lo propició.

La comisión se instaló en el marco de los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc el pasado mes de agosto, con el propósito de que intelectuales y académicos de Colombia se implicaran en el proceso de paz iniciado en La Habana en noviembre de 2012 al aportar una visión plural y neutral sobre los orígenes del conflicto.