Araújo declinó aspiración

Lo conservadores nunca estuvieron convencidos del todo.

Algunos miembros del Directorio Nacional miraron desde el comienzo con malos ojos que el partido aspirara a la Alcaldía de Bogotá con candidato propio. Pero el expresidente de la seccional capitalina de la Federación Nacional de Comerciantes, Dionisio Araújo, logró imponerse y se declaró hace dos meses candidato a la Alcaldía por el Partido Conservador.

Desde entonces, el Partido se dividió entre las bases locales que apoyaban a Araújo y las directivas nacionales, que en cabeza del congresista conservador Fernando Tamayo abogaron porque el partido se sumara a un candidato de unidad nacional, que en este caso sería Enrique Peñalosa.

Fueron semanas de campaña solitaria, las de Araújo. Tan solitaria que, mientras seguía sin salir del 0% en la intención de voto en las encuestas, el Directorio de su partido le negaba los fondos (así lo denunció) para hacer la campaña.

Al final, pudo más la presión. Ayer, el hijo del exministro Alfredo Araújo Grau, que a los 14 años, en una entrevista hecha a su padre en El Espectador declaró: “¡A mí sí me gusta la política, porque de tal palo tal astilla!’”, declinó su aspiración a la Alcaldía.

“No puedo asumir la responsabilidad que algunos miembros del Directorio me están endilgando de ser el causante del fracaso de otra candidatura”, dijo.