Archivan investigación disciplinaria en contra del registrador Carlos A. Sánchez

La Procuraduría resolvió absolver al registrador frente al caso de consumo de licor en las elecciones del 14 de marzo de 2010.

El registrador nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez. Foto: David Campuzano
El registrador nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez. Foto: David Campuzano

La Procuraduría General de la Nación absolvió al registrador Carlos Ariel Sánchez con respecto al proceso abierto luego de las elecciones del 14 de marzo de 2010.

El Ministerio Público decidió archivar el proceso en contra de Sánchez al considerar que el registrador no incurrió “en el comportamiento presuntamente atribuido”.

En su momento, Sánchez fue señalado de unas falencias técnicas durante el preconteo de datos de los comicios para Senado y Cámara de Representantes en 2010, de la cual, ahora es inocente.

Además, era acusado de no haber dispuesto la plataforma tecnológica para poder efectuar el proceso de escrutinio de la consulta de los partidos, acusación que también fue desvirtuada.

Finalmente, el auto de resolución de la Procuraduría no encontró comportamiento indebido frente a la supuesta permisividad para ingerir licor en las salas VIP de Corferias, en Bogotá.

Dentro de este sonado caso vale la pena recordar que se descubrió que el día de los comicios, a la hora de entregar los resultados del preconteo, la página de la Registraduría Nacional del Estado Civil fue atacada por hackers desde la Policía Nacional.

En su momento se habló de cómo el ataque que más daño hizo a la plataforma informativa de la Registraduría fue realizado desde la Policía Nacional, con más de 230.000 ‘hits’ —consultas en la página web—, cifra que sobrepasa por amplio margen los límites normales de una consulta.