Fabio Valencia, primer ministro en presentar su renuncia protocolaria

Al despacho del presidente Álvaro Uribe llegó la carta del Ministro del Interior y de Justicia.

El actual ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio se convirtió este martes en el primer ministro del saliente gobierno en presentar su renuncia protocolaria al presidente Álvaro Uribe.

La carta del jefe de la cartera política llegó al despacho del Primer Mandatario anunciando que le acompañará hasta este sábado.

Valencia Cossio asumió ese cargo el 26 de junio de 2008, en reemplazo de otro de los jefes políticos conservadores, Carlo Holguín Sardi.

La misiva del Ministro advierte que "trabajar con usted marcó mi vida para siempre, por ello desde la más íntima y genuina convicción, quiero ofrecerle mi amistad y lealtad perennes".

Dele click acá para ver en pdf la carta completa del Ministro.

Bogotá D.C., Lunes, 02 de Agosto de 2010

Doctor
ÁLVARO URIBE VÉLEZ
Presidente de la República
Ciudad

Respetado Señor Presidente,

Después de estos ocho años en los que usted, con mano firme y corazón grande se entregó sin reservas al país y a los colombianos, nuestra querida patria respira hoy una nueva esperanza; nadie sin cometer una injusticia puede desconocer que la historia del país se ha partido en dos, como resultado de una labor sería, solida y exitosa basada en su política de seguridad democrática, cohesión social y confianza inversionista.

Por la confianza que usted ha depositado en mí, he contado con la fortuna de participar en el desarrollo de estos tres pilares de su gobierno, inicialmente como su embajador ante el Gobierno de Italia y ante la FAO, posteriormente como alto consejero presidencial para la competitividad y comisionado presidencial para el "Plan Puebla Panamá", y finalmente como Ministro del Interior y de Justicia.

Como resultado de mi gestión en Italia, se logró el más alto nivel en las relaciones diplomáticas, comerciales y culturales, recuperando un espacio privilegiado para el país. En mi paso por la Alta Consejería para la Competitividad, se logró crear e implementar el sistema nacional de competitividad, reconocido por el sector privado como un gran instrumento para la inversión y el desarrollo empresarial y de infraestructura en todas las regiones del país. En el ámbito del Plan Puebla- Panamá, hoy "Proyecto Mesoamérica", con satisfacción puedo decir que Colombia fue aceptada como socio de pleno derecho en el bloque regional México- Centroamérica, generando un nuevo espacio multilateral para el país.
Señor Presidente, usted y el país bien conocen las ejecutorias del Ministerio del Interior y de Justicia durante mi gestión de los últimos dos años, sin embargo quisiera mencionar algunas que tienen especial relevancia obtuvieron grandes logros relacionados con la política antidrogas, retomamos el liderazgo en el seguimiento y validación internacional a la reducción de los cultivos y la producción de las drogas ilícitas, se fortaleció la función de la Dirección Nacional de Estupefacientes separando la gestión puramente administrativa con respecto a los bienes incautados y extinguidos al narcotráfico, a través de la creación de la Sociedad de Activos Especiales, entidad especializada en el tema, la cual desarrolla hoy su gestión como parte del Ministerio de Hacienda.

En materia carcelaria se le deja al país una infraestructura que supera un atraso histórico de más de 50 años, creando más de 22 mil nuevos cupos y estructurando una política de cero violaciones a los derechos humanos, en el marco de la resocialización para los reclusos. En materia legislativa se lograron grandes avances como la reforma constitucional que prohibió el porte y consumo de estupefacientes, la ley estatutaria de la rama judicial, la ley de descongestión judicial y la ley de arancel judicial, todas normas de la mayor trascendencia para el fortalecimiento de la administración de justicia. Este esfuerzo legislativo se hizo de la mano del aumento presupuestal para la rama judicial, el cual supera el 50% en pesos reales en los últimos ocho años.

En lo que se refiere al sector del interior se logró la aprobación de la Reforma Política, creando la llamada silla vacía, y estableciendo severas sanciones para los partidos y los miembros del congreso que tengan vínculos con organizaciones criminales. De otro lado, se logró el restablecimiento de un diálogo político institucional con las comunidades indígenas, afrocolombianas, ROM y LGBTI, también se reglamentó y puso en marcha el sistema administrativo del interior, que crea mecanismos de interacción entre la nación, los departamentos y los municipios.

El fortalecimiento del programa de Derechos Humanos fue otra gran prioridad, se dio protección efectiva a 16 poblaciones vulnerables incluyendo sindicalistas, defensores de derechos humanos, y miembros de la oposición más radical al gobierno entre otros; este programa ha tenido un gran reconocimiento nacional e internacional por su seriedad y responsabilidad. La creación de la mesa nacional de garantías para defensores de derechos humanos con un diálogo efectivo y permanente, así como la mesa de garantías departamentales. Finalmente se hizo un gran esfuerzo en la prevención y lucha contra la trata de personas, programa que recibió especial reconocimiento del Departamento de Estado de los Estados Unidos, como único en su género en el continente. En nuestra gestión ha primado el criterio gerencial, además de haber logrado la certificación en calidad del Ministerio y el fenecimiento de cuenta del mismo por parte de la Contraloría General de la República, por primera vez en la historia de los sectores de interior y justicia, seis de las siete entidades adscritas obtuvieron estos mismos logros.

Señor Presidente, el país conoce en usted al estadista, al político, al hombre sensible con el pueblo, al gerente exhaustivo, al padre de familia, al luchador incansable, yo sin embargo, además de todo ello, he tenido la fortuna de sentir la mano fuerte y generosa del amigo en los momentos de mayor dificultad. He sido testigo de excepción de la lealtad que usted tiene a sus principios, a sus convicciones democráticas más profundas y sobre todo a quienes tuvimos el honor y el privilegio de contarnos entre su equipo de colaboradores y amigos.

Para Lina, Tomás y Jerónimo, mi agradecimiento profundo. Señor Presidente, habiendo expresado lo anterior, me permito presentar renuncia irrevocable al cargo como Ministro del Interior y de Justicia, a partir del día 7 de Agosto de 2010.

Trabajar con usted marcó mi vida para siempre, por ello desde la más íntima y genuina convicción, quiero ofrecerle mi amistad y lealtad perennes.

últimas noticias