Policías de Colombia y Brasil trabajarán juntas para enfrentar la delincuencia

Este es uno de los acuerdos suscritos por los presidente Juan Manuel Santos y Luiz Inacio Lula Da Silva.

Los gobiernos de Colombia y Brasil firmaron este miércoles ocho acuerdos de cooperación en distintas áreas, durante la visita de Estado que cumple a territorio brasileño el Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón.

Los acuerdos de cooperación, que fueron suscritos luego de la reunión del Mandatario colombiano con su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, tienen que ver con temas comerciales, de desarrollo fronterizo y de seguridad.

Se destaca un convenio para el desarrollo fronterizo de las dos regiones, que busca crear un documento para que los habitantes de Leticia y Tabatinga, puedan estudiar, trabajar y residir en cualquiera de las dos ciudades.

Así mismo, ambos gobiernos firmaron un acuerdo de cooperación entre las policías de los dos países, para enfrentar a la delincuencia con mayor efectividad.

Luego de la suscripción de los convenios, el Presidente Lula condecoró a su homólogo colombiano con la Orden Nacional Cruzeiro do Sul, como un reconocimiento de gratitud por parte de su Gobierno.

Esta Orden es la máxima distinción que otorga el Gobierno de Brasil a personalidades civiles y militares extranjeras.

Encuentro  con Dilma Rousseff

La candidata oficialista a la presidencia brasileña, Dilma Rousseff, afirmó que Brasil tiene una clara posición de rechazo al narcotráfico, al ser interrogada sobre su opinión respecto a la guerrilla de las Farc, tras la entrevista que tuvo este miércoles con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

"Brasil tiene una posición muy clara contra el narcotráfico y Colombia lo sabe", respondió Rousseff, favorita en las encuestas de intención de voto para las elecciones del 3 de octubre, al ser preguntada por periodistas sobre lo que conversó con Santos en torno al grupo guerrillero.

La ex ministra de la Presidencia, escogida directamente por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva para ser su candidata a sucederle, agregó que Brasil sólo debe mediar una posible negociación de paz con esa organización en caso de que el propio Gobierno colombiano se lo solicite.

"No tenemos por qué participar (en algún diálogo) salvo que haya algún pedido de Colombia, porque las FARC no son un problema de Brasil", dijo la candidata oficialista a la salida de la embajada de Colombia en Brasil, en donde se reunió con Santos.

"Colombia tiene plena conciencia del respeto que ha tenido el Gobierno de Lula (frente a su soberanía en cuanto al conflicto interno)", agregó Rousseff, que dio a entender que mantendrá esa posición en caso de que sea elegida presidenta.

Agregó que, en un eventual gobierno suyo, mantendrá todos los planes de vigilancia conjunta en la frontera acordados por el Gobierno brasileño con sus vecinos y que los reforzará con la adquisición de nuevos aviones no tripulados.

"Compartimos la idea de que la seguridad en la frontera es crucial. La participación de Brasil en esta área tiene que ser mayor para que el crimen organizado no penetre por las fronteras", agregó.

Rousseff calificó como "excepcional" su reunión con Santos, que llegó ayer a Brasilia para realizar su primera visita al exterior desde que asumió como presidente colombiano el 7 de agosto pasado.

"Quedé encantada con la visión estratégica de Santos", agregó.

La candidata oficialista dijo compartir la visión del presidente colombiano sobre la importancia de la relación entre ambos países.

"También estoy de acuerdo con él en que ésta será la década de América Latina y en que hay mucho para trabajar en los campos de cooperación en energía, producción de alimentos, agricultura e industria", afirmó.

Rousseff señaló que Santos se interesó sobre los planes de inclusión social y de agricultura familiar del Gobierno de Lula, que ella coordinó como ministra de la Presidencia, debido a que podrían ser aplicados en los programas de sustitución de cultivos ilícitos del país andino.

Agregó que, en caso de vencer las elecciones, mantendrá la disposición del Gobierno brasileño de colaborar con el colombiano en el área agrícola.

Según las últimas encuestas de intención de voto, Rousseff tiene el 51% del favoritismo de los brasileños, lo que le garantizaría el triunfo sin necesidad de disputar una segunda vuelta.

La candidata tiene una ventaja de 24 puntos sobre el opositor José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quien recibiría el 27% de los votos y con quien Santos se reunirá mañana en Sao Paulo.

últimas noticias