Santos se compromete a que ‘ladrones de cuello blanco’ paguen con cárcel

El Gobierno le soltará los ‘perros guardianes' del Presidente a los corruptos.

El estatuto y una completa Política Anticorrupción fueron lanzadas este lunes por la Presidencia de la República.

En aras de fortalecer las acciones de los organismos de control y el mismo Estado en general, el Gobierno Nacional enfocó nuevos esfuerzos en una política anticorrupción.

Al entregar detalles del proyecto, el presidente Juan Manuel Santos se comprometió para que con cárcel los ‘ladrones de cuello blanco' paguen sus delitos de detrimento contra el Estado colombiano.

Según él, no es posible que se sigan dando beneficios legales para los corruptos cuando cometen tantos actos de "fechorías" contra el Estado.

"No más corruptos sancionados que tranquilamente sigan disfrutando de su plata en sus casas (...) se excluirán los actos de corrupción de beneficios como prisión domiciliaria, suspensión de la pena o libertad condicional".

Pidió que se adelante una "cruzada nacional" para encontrar y castigar a los corruptos que buscan el detrimento del Estado.

"Vamos ahora por los carteles de contratación y sus redes de cooperantes (...) vamos por los corruptos y sus bienes que son los bienes de todos los colombianos", recalcó Santos.

"Que los colombianos seamos honestos por la convicción de que la legalidad es esencial para vivir en comunidad y tener un futuro como Nación", continuo.

A su turno, el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, dio a conocer que el Estatuto genera una serie de inhabilidades. La primera de éstas busca que aportantes a campañas políticas queden inhabilitados para contratar con la persona que ayudaron.

En el mismo sentido, los ex servidores públicos no podrán volver a gestionar intereses privados sino pasados tres años después de su retiro del cargo en el Estado.

Además, será levantado el secreto profesional por corrupción porque a todos los profesionales y particularmente los contadores y revisores fiscales estarán obligados a denunciar los actos de corrupción del sector entidades privadas.

Vargas Lleras, sin embargo, fue más contundente en asegurar que el presidente Juan Manuel Santos tendrá sus "perros guardianes" contra la corrupción.

"Todos los funcionarios del control interno del sector central de la administración pasarán directamente a depender de la Presidencia de la República y no podrán sino hacer reportes para el secretario general de la Presidencia y tendrán un periodo fijo (...) señor Presidente, serán sus perros guardianes en todas las entidades del Estado", explicó el Ministro.