Crece debate de los N.N.

 Organizaciones de Derechos Humanos han expresado su preocupación por la remoción de tierras en un cementerio donde, al parecer, hay 78 personas sin identificar.

El tema de las fosas comunes y los cementerios de N.N volvió al ruedo político y judicial. El pasado martes fue aplazado por segunda vez en la Plenaria del Senado un debate de control político a la crisis humanitaria en el departamento del Meta. Un tema que tiene como telón de fondo una de las problemáticas más difíciles que tendrá que enfrentar la tan mentada Ley de Víctimas: el de los desaparecidos forzados.

El representante a la Cámara por el Polo Democrático y citante al debate, Iván Cepeda, advirtió que en el cementerio de Granada (Meta) se está presentado una grave situación pues al parecer, en el lugar que había sido señalado de albergar 78 cuerpos exhumados se están realizando excavaciones que van en contravención con el instructivo de protección a este tipo de lugares, según lo estipula Naciones Unidas.

En un artículo publicado por El Espectador el pasado 3 de agosto, advierte ya sobre la grave situación que se vive en el cementerio de Granada, dónde según fuentes oficiales habría 510 cuerpos sin identificar. Por su parte, el mismo martes, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reveló un informe sobre el cementerio de la Macarena, también en el Meta, expresando su preocupación sobre el tema de los cementerios de N.N en esa región, aunque negó también la existencia de una fosa común allí.

"La deficiencia de los mecanismos judiciales de control, la falta de registros confiables, así como la incompleta información del Ministerio de Defensa han dificultado, notablemente, la determinación del número de personas reportadas como muertas en combate y enterradas en La Macarena. La cifra de 446 es la más confiable sobre la cantidad de personas reportadas por la Fuerza Pública como muertas en combate entre marzo de 2002 y junio de 2010 e inhumadas como no identificadas en el cementerio municipal. Estos cadáveres provienen de los municipios donde opera la Fuerza de Tarea Conjunta Omega en los departamentos del Meta, Caquetá y Guaviare", consigna el informe.

A su vez, el Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Juan Vicente Córdoba, expresó que la cifra de cadáveres N.N. en todo el país, podría superar los 20 mil. Todo indica de que a pesar de que el debate de control político no se haya realizado, el tema de las fosas comunes seguirá tomando cada día más fuerza.

La Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía General de la Nación informó que en todo el país hay 6 mil 782 cadáveres sin identificar. Jesús Mantilla, director seccional de dicha entidad en el Meta, en dialogo con RCN, expresó que pese a que las cifras oficiales las maneja la Dirección Nacional de Medicina Legal, la existencia de los 550 NN en el cementerio de Villavicencio y de 465 más en La Macarena, "es real".

Este es tema indefectiblemente conduce a preguntar por el número de desaparecidos que ha dejado el largo curso de la violencia en el país. Según la Fiscalía, unos 50.000 colombianos han sido víctimas de la desaparición forzada en el último medio siglo. Hace más de un año, este ente inició un censo nacional de N.N. con el fin de establecer cuántas personas sin identificar fueron enterradas en cementerios públicos y privados del país. El resultado fue que, en las última dos décadas, habían sido desaparecidas 32.348 personas, según la Unidad de Justicia y Paz.

Temas relacionados