Buscan acabar con los ‘lobbystas’ del Congreso

Les impondrán sanciones que van desde multas hasta cárcel.

Los conocidos ‘lobbystas' que deambulan por el Congreso serán ‘metidos en cintura', según lo contempla un proyecto de ley que inició su trámite en el mismo Legislativo.

Lo que motivó esta ley es que cuando se discuten proyectos que afectan o benefician los intereses económicos de las compañías, ha llevado a que varias de las decisiones legislativas del Congreso de la República hayan estado rodeadas de dudas y sospechas.

El representante Simón Gaviria, autor del proyecto, dijo que no se tratará de castigos simbólicos pues las sanciones van desde costosas multas hasta penas de 10 años de cárcel.

"Hay que darle transparencia a esta actividad que se realiza a diario en el Congreso. Es hora de ponerle orden a la actividad del lobby en Colombia", afirmó el congresista.

Una de las novedades de la iniciativa "por medio del cual se garantiza el proceso de transparencia de los servidores públicos en el proceso de toma de decisiones", es que se creará una Línea de Registro donde deberán inscribirse todas las persona naturales o jurídicas que pretenda realizar labores de cabildeo o lobby.

"En esa base de datos, el lobbysta o cabildero deberá declarar los intereses y el propósito del último cabildeo, los ombres y cargos de los servidores públicos a contactar y el presupuesto destinado para realizar la actividad de cabildeo", aseguró.

Otras medidas

- Los congresistas quedan facultados para reunirse por fuera de su lugar de trabajo con los cabilderos o cabilderos independientes, siempre y cuando lo notifiquen a las mesas directivas de la Comisión a la que pertenecen y en desarrollo de eventos organizados por agremiaciones, empresas privadas, asociaciones, organizaciones no gubernamental, cultos y sindicatos.

- Se prohíbe a los funcionarios públicos ejercer actividades de cabildeo hasta tres años después de la separación del cargo.

- Cuando se demuestre que el inscrito de mala fe presentó documentos o informaciones para la inscripción que no correspondan a la realidad, se ordenará, previa audiencia del afectado, la cancelación del registro quedando en tal caso inhabilitado para ejercer actividades de cabildeo por el término de cinco (5) años sin perjuicio de las acciones penales a que haya lugar.

- El que gestione actividades de cabildeo sin estar previamente inscrito en la línea de registro, incurrirá en multa de diez (10) a veinte (20) salarios mínimos mensuales legales vigentes (smmlv), sin perjuicio de las demás sanciones a que se haga acreedor por la conducta ilegal. En caso de reincidencia, la multa se incrementará en el doble, y si se tratare de firma de cabildeo, además de la sanción económica quedará inhabilitada para ejercer la actividad por el término de dos (2) años.

- Las firmas de cabildeo, sus cabilderos o los cabilderos independientes que omitan registrar información, que registren información falsa o que se abstengan de actualizar las informaciones originalmente registradas, quedarán inhabilitados para realizar actividades de cabildeo por un período de cinco (5) a diez (10) años e incurrirán en multa de veinte (20) a cincuenta (50) salarios mínimos mensuales legales vigentes, sin perjuicio de las demás sanciones a que se hagan acreedores por la conducta ilegal.

- El cabildero independiente, el representante legal de una firma de cabildeo o cualquier empleado de ésta que actuando como tal, ofrezca, entregue u otorgue regalos, dádivas o beneficios a un servidor público contactado con el propósito de gestionar ante éste actividades de cabildeo, así como el servidor que en iguales condiciones acepte el ofrecimiento, la entrega o el otorgamiento, incurrirán en las penas establecidas en los artículos 405, 406 y 407 del Código Penal, según el caso.

- Los cabilderos independientes, y las firmas de cabildeo y sus cabilderos que incurran en cualquiera de los anteriores comportamientos quedarán además inhabilitados para realizar la actividad de cabildeo durante un período de cinco (5) a diez (10) años.