EE.UU. certifica que Colombia respeta los Derechos Humanos

El gobierno de ese país entregó un informe en tal sentido a su Congreso para liberar la ayuda militar que éste da para la lucha contra el narcotráfico.

El gobierno estadounidense notificó la semana pasada al Congreso que Colombia respeta en líneas generales los derechos humanos, para poder así liberar 30,3 millones de dólares en ayuda militar pendiente, informó este jueves el Departamento de Estado.

La certificación, obligatoria por ley cada año, fue entregada el 9 de septiembre y permite desbloquear el "monto total de los fondos pendientes en 2010 para las Fuerzas Armadas colombianas", explicó el comunicado.

"Aunque debe seguir mejorando, el gobierno colombiano ha tomado pasos positivos para mejorar el respeto a los derechos humanos en el país", explicó el texto.

Estados Unidos ha entregado a Bogotá cerca de 6.000 millones de dólares desde el año 2000, cuando se aprobó el Plan Colombia de lucha contra las guerrillas y el narcotráfico.

Colombia es uno de los primeros cinco países en el mundo en recibir ayuda militar, según fuentes oficiales.

"El gobierno (del nuevo presidente Juan Manuel) Santos ha tomado pasos significativos para demostrar que toma los derechos humanos seriamente, lo que incluye negociaciones sobre derechos laborales, reuniones con organizaciones no gubernamentales y grupos civiles", así como una política más atenta a las preocupaciones de los jueces, explicó el Departamento de Estado para justificar su decisión.

El tratado de libre comercio pendiente de ratificación entre Estados Unidos y Colombia también está sujeto a una revisión del panorama de derechos sindicales en el país sudamericano.

El Departamento de Estado dio su visto bueno a su principal aliado militar en la región, pero también criticó ciertos temas pendientes.

"Las investigaciones de asesinatos extrajudiciales continúan, pero lentamente, y es precupante que casos de derechos humanos no sean transferidos al sistema judicial civil como se debería", explicó el texto.

Las presuntas grabaciones ilegales de los servicios de inteligencia (DAS) son "inaceptables", advirtió el comunicado.

La Fiscalía General, cuyo titular debería ser nombrado rápidamente, sugiere el gobierno estadounidense, debe investigar hasta las últimas consecuencias esos hechos, dijo el texto.

"Estamos dispuestos a trabajar con el gobierno Santos para seguir colaborando a partir de los compromisos constructivos que ha hecho", señaló el Departamento de Estado.

Temas relacionados