Se presentaron más de 40 grupos y unos 300 artistas en cuatro escenarios

hace 13 horas

El costo de la lucha contra las drogas

La VI Cumbre de las Américas sería el escenario en el que se plantearía esa posibilidad.

Al millonario monto en dinero que pagan los países en la lucha contra el tráfico de drogas, debe sumársele el costo social que representa el constante crecimiento de los índices de delincuencia, asesinatos y secuestros que generan el combate frontal contra los carteles de la droga. En esa guerra, Colombia y las naciones Centroamericanas son las que ponen la cuota más grande de víctimas, lo que las ha llevado a reclamar un mayor compromiso de los países consumidores. Este parece ser uno de los temas que serán abordados en la VI Cumbre de las Américas que se realizará a mediados de abril, en Cartagena.

Así lo hizo público la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, quien afirmó que “definitivamente la lucha contra las drogas no ha sido lo exitosa que debería ser, éste es un tema que los países tienen que conversar y mitigar la posición sobre qué hacer, pero sí que hablen y discutan”. Así, Holguín puso de manifiesto uno de los temas que Colombia pondrá sobre la mesa en la Cumbre, al cual se vienen sumando voces en el hemisferio.

Y es que Colombia no quiere convertirse en el precursor de este debate, aunque el presidente Juan Manuel Santos lo ha planteado ya en reiteradas ocasiones. En una entrevista en el periódico The Guardian, el mandatario planteó que “un nuevo enfoque (en la lucha contra las drogas) debe acabar con las ganancias que para los violentos vienen con el narcotráfico. Si eso significa legalizar, y el mundo piensa que esa es la solución, le doy la bienvenida. No me opongo a eso”. Sin embargo, Santos aclaró que “lo que no quiero es estar a la vanguardia de este movimiento, porque sería crucificado”.

Por eso, para el Gobierno Nacional es importante que los países del hemisferio, los más afectados con las consecuencias que genera el tráfico de estupefacientes, sean quienes hagan un planteamiento sobre la estrategia que se debe abordar para combatirlo.

Ya en el pasado el presidente Santos, en la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, en Guatemala, había realizado un diagnóstico contundente del panorama en la región: “Centroamérica está en llamas y esas llamas están nutridas por el narcotráfico”.

Paralelo a este debate, y ante el reclamo de mayor apoyo por parte de los denominados países consumidores, Estados Unidos, por el contrario, ha venido reduciendo el presupuesto que entregaba a los países del hemisferio como colaboración para el combate contra las drogas. En los últimos cinco años, el presupuesto para el Plan Colombia se ha reducido en casi el 50%, de 603 millones de dólares a 332 millones. El mismo embajador de Colombia en Estados Unidos, Gabriel Silva Luján, reconoció que para 2013 esta reducción será de cerca del 13%: serán entregados aproximadamente 142 millones de dólares y en 2012 el presupuesto fue de 160 millones.

En México, donde se ha desatado una guerra sin cuartel por cuenta de la violencia que generan los carteles de la droga, Estados Unidos también redujo el presupuesto para el apoyo a la lucha contra el narcotráfico, de 248 millones de dólares a 199 millones para 2013.

Con este precedente, se espera que los países del hemisferio aprovechen la Cumbre para elevar un reclamo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tal como lo realizó en su momento la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, en la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, quien aseguró: “Los centroamericanos hemos asumido de forma decidida la lucha contra las drogas, pero reclamamos la merecida compensación por un gasto que va más allá de lo económico, porque también se paga con vidas”. En su momento Chinchilla propuso un fondo de compensación para el combate de la delincuencia.

El tema está sobre el tapete y aunque una reformulación de la política contra las drogas no es una decisión que se pueda tomar de la noche a la mañana, el alto precio que está pagando Colombia y los países de Centroamérica los estaría llevando a construir una propuesta para evitar el desangre que se ha venido generando por cuenta de la guerra frontal contra los carteles del narcotráfico.
 

326535

2012-02-14T11:56:45-05:00

article

2013-11-05T20:19:26-05:00

none

Felipe Morales Mogollón

Política

El costo de la lucha contra las drogas

39

4330

4369

Temas relacionados

 

El poder de los alternativos

La cacerola, personaje de este año en Colombia

La cacerola, el paro y el cambio cultural