Renuncia comandante de Policía de Barranquilla por caso de senador Merlano

El general Oscar Pérez Cárdena admitió un llamado de atención "injusto y descontextualizado" a los policías que solicitaron prueba de alcoholemia al legislador.

El general Oscar Pérez Cárdenas, Comandante Policía Metropolitana de Barranquilla, presentó este sábado su carta de renuncia a la institución.

El oficial tomó la decisión de dejar la Policía, tras admitir un error en el caso del senador Eduardo Merlano Morales, a quien un grupo de agentes le pidieron que se realizara una prueba de alcoholemia, a la cual se negó aduciendo irrespeto de los uniformados.

"Realicé un llamado de atención injusto y descontextualizado a los policias, pues al principio se me informó de un supuesto maltrato al Senador", cita la carta.

Y continuó: "He decidido solicitar 30 días de vacaciones, y una vez culminadas solicito se considere mi retiro de la institución a voluntad propia".

Comunicado

Barranquilla, 19 de mayo de 2012

Comunicado del señor General Oscar Pérez Cárdenas, Comandante Policía Metropolitana de Barranquilla.

Frente a los hechos acaecidos el pasado 13 de mayo, que involucran el procedimiento de una patrulla adscrita a la Seccional de Tránsito de Barranquilla y a un Senador de la República, me permito informar lo siguiente: 

1.- Buscando la perfección frente a la atención al ciudadano por parte de la Policía Nacional, realicé un llamado de atención injusto y descontextualizado a los policias, pues al principio se me informó de un supuesto maltrato al Senador.

2.- He decidido solicitar 30 días de vacaciones, y una vez culminadas solicito se considere mi retiro de la institución a voluntad propia.

3.- Quiero presentar un agradecimiento a la gente de bien que tanto me apoyó, y de manera especial al señor presidente Doctor Juan Manuel Santos Calderón, y a mi General Oscar Naranjo Trujillo, auténticos servidores públicos, quienes siempre consideraron mi nombre para comandar las unidades más criticas y sensibles del país, fundamentalmente por mi experiencia de más de 30 años en la lucha contra el terrorismo y las organizaciones delincuenciales.