Ministro de Justicia presentó renuncia irrevocable a su cargo

Así lo anunció el alto funcionario en rueda de prensa.

Después de la polémica reforma a la justicia, la cual fue objetada por el presidente Juan Manuel Santos, el ministro de Justicia Juan Carlos Esguerra Portocarrero, renunció irrevocablemente como titular de dicho ministerio. Vea la renuncia del Ministro de Justicia.

Esguerra dijo que ni él, ni ninguno de sus funcionarios era responsable de la polémica y controversial reforma a la justicia, pero que sin embargo debido a todo lo que se generó en torno a ella él no puede continuar en el ministerio.

"No tenemos ni mis funcionarios ni yo, culpa alguna en nada de lo que ocurrió en materia de la inclusión de textos inapropiados y de implicaciones gravísimas en relación con el proyecto, pero tengo igualmente claro que a los funcionarios públicos y a los funcionarios de Gobierno, nos corresponden responsabilidades políticas y en este caso, desde luego esos mismo principios me implican que yo debo asumir esa responsabilidad política que es lo que ha determinado que le presentara con carácter irrevocable mi renuncia al señor presidente de la República.

Él hasta ahora no ha respondido a mi renuncia, hemos tenido algunas conservaciones, él la está considerando, pero por supuesto es, lo repito,  no solo una renuncia, sino una renuncia de carácter irrevocable".

Esguerra dejó claro que él y su grupo de trabajo sacaron leyes importantísimas y desarrollaron tareas fundamentales que volvieron a poner en marcha el ministerio de Justicia que había estado fuera de circulaciíon durante tantos años.

Acotó que se quedan un montón de cosas entre el tintero en materia de planes y programas.

Reacciones

El presidente del Consejo de Estado, Gustavo Gómez Aranguren aseguró que la renuncia del Ministro de Justicia es "la consecuencia de un proceso que culminó mal".

El presidente del tribunal de lo contencioso administrativo aseguró que la opinión pública estaba expectante a la renuncia de Esguerra después de conocerse todas las irregularidades de la reforma.

"Existía una gran insatisfacción por parte de la opinión pública por todo lo que se ha presentado en estos últimos días y los indignó", precisó Gómez Aranguren.

El magistrado señaló que después de conocer la posición de algunos congresistas de excusarse por la aprobación de este proyecto reformista, manifestando que las personas que tienen una gran responsabilidad pública deberían ser más claras ante las decisiones que tomaron.

"Sería más deseable que todos fuéramos consecuentes con nuestros actos y omisiones y obráramos de conformidad con lo que se hace", precisó.

El presidente del Consejo de Estado aplaudió la decisión del presidente de la República, Juan Manuel Santos de objetar el proyecto aprobado en el curso de la presente semana. "Es una buena alternativa para neutralizar algo que estaba potencialmente destinado a causar grandes lesiones al orden jurídico a la vida institucional del país".

Finalmente señaló que la reforma tal como quedó está en un limbo por lo que "no puede entrar a hacer parte del sistema normativo del país, la reconposición de lo allí contenido implicaría iniciar nuevamente otro proyecto distinto en las próximas legislaturas".