Debate por giro en política antidrogas

El Gobierno alista el proyecto de ley del nuevo estatuto nacional de drogas, que en marzo próximo será radicado en el Congreso.

La ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, anunció ayer que con esta iniciativa se pretende legalizar la dosis mínima de porte y consumo de drogas sintéticas en dosificaciones equivalentes a las que existen para la marihuana (5 gramos) y la cocaína (1 gramo).

Es decir, de aprobarse la propuesta, los consumidores podrán adquirir, portar y consumir drogas como éxtasis, LSD, estimulantes anfetamínicos, entre otras.

Se trata de un tema sensible de política antidrogas y de salud pública que ayer mismo abrió el debate.

Delia Hernández, coordinadora del subcomité de adicciones de la Asociación Colombiana de Psiquiatría, considera que “antes de pensar en legalizar el uso de drogas sintéticas hay que educar al país sobre lo que significa consumir estas sustancias que son preparadas en laboratorios y que traen graves consecuencias para la salud. El éxtasis, por ejemplo, al ser un derivado anfetamínico puede traer graves cuadros depresivos. En el caso del éxtasis líquido, una sobredosis puede conducir a un coma (...). “Se está hablando de legalización de una manera muy olímpica, dejando de lado las propuestas de estrategias frente a la promoción del autocuidado y del manejo del tiempo libre”.

El médico y presidente del Senado, Roy Barreras, considera que “meter el éxtasis o las anfetaminas en la misma bolsa de la marihuana hace inviable la legalización de las drogas sintéticas”.

Frente al anuncio el presidente del Partido Conservador, Efraín Cepeda, advirtió que su colectividad “no acompañará un estatuto si con éste se piensa abrir paso a la despenalización”.
La Comunidad Andina de Naciones (CAN) ha advertido que el consumo de drogas sintéticas es un fenómeno reciente que tiende a crecer en la región y, “si no lo enfrentamos con decisión, podría convertirse en un serio problema para la salud de nuestros jóvenes”. Ya en el año 2006, en un primer estudio comparativo en los países andinos, el éxtasis y los estimulantes anfetamínicos estaban entre las drogas de mayor consumo entre estudiantes de secundaria”.

El más reciente estudio epidemiológico andino, sobre consumo de drogas sintéticas en la población universitaria, determinó que el 4,6% de los estudiantes en Colombia han usado alguna vez en la vida las drogas sintéticas.

Por ahora, una comisión asesora designada por el Minjusticia estudiará el tema y presentará recomendaciones sobre cómo enfocar esta problemática.