"Teoría de Noemí sobre La Haya es cuento chino": Samper

El expresidente dijo que le preocupa que no se haga el juicio de responsabilidad de lo que sucedió en el diferendo limítrofe entre Colombia y Nicaragua.

El expresidente Ernesto Samper Pizano terció este viernes en la aguda polémica por la construcción del canal interoceánico en el Caribe, según un acuerdo de China y Nicaragua.

Al conocer la tesis de la exministra Noemí Sanín de que la juez china ante La Haya, Xue Hanqin, sabía del negocio antes del proceso entre ambos países, Samper dijo que “la teoría de que los chinos estaban detrás del proceso de La Haya es un cuento chino”.

Nicaragua es de los pocos países del mundo que no tiene relaciones con la China. El famoso canal de Nicaragua que se ha estudiado durante más de 100 años cuesta US$42 mil millones y la actual ampliación del Canal de Panamá que concluirá en 2014 va a costar US$7.000 millones…de dónde van a sacar seis veces más para construir un canal que además va a resultar con muchas dificultades porque deben dragar lagos enteros”, aseguró en RCN La radio.

Según él, antes de estudiar la teoría de la excanciller, le preocupa que no se haga el juicio de responsabilidad política con lo que sucedió en La Haya.

Recordó que “por andar elaborando teorías, hace más de 100 años se obviaron las responsabilidades de lo que fue la pérdida de Panamá”.

La teoría de Noemí Sanín

La exministra Noemí Sanín denunció este viernes que la juez china Xue Hanqin, que hizo parte de los magistrados que fallaron contra Colombia en el litigio con Nicaragua, sabía de la construcción del canal interoceánico en el Caribe y no se declaró impedida.

La excanciller reveló que la China nombró a la misma juez, Xue Hanqin, quien de 2003 a 2005 fungió como embajadora en La Haya y fueron colegas con Carlos Arguello, embajador de Nicaragua ante CIJ.

Además, la misma magistrada fue embajadora de economía del sureste asiático de 2008 a 2010 y “ella conocía los negocios de semejante tamaño que se estaban fraguando discretamente entre la China y Nicaragua”.

“Con las solas aguas que tenía Nicaragua no había podido soñar con el canal que están buscando (…) necesitaban para todas las vías acuáticas, los atracaderos y la islas”, aseguró Sanín en Caracol Radio.

Para la exministra, como la juez conocía del tema, debía poner en consideración del presidente de la Corte que conocía del negocio y nunca lo hizo en desarrollo del litigio de Colombia y Nicaragua, las autoridades del país pueden pedir una revisión.