‘Lo que pedimos es negociación’

César Jerez, vocero de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc) y uno de los líderes de las protestas en el Catatumbo (Norte de Santander), le explicó a El Espectador qué está sucediendo en esa región, que ya completa 23 días de paro y duros enfrentamientos entre manifestantes y la Fuerza Pública.

César Jérez, vocero de Anzorc.
César Jérez, vocero de Anzorc.

¿Por qué no fueron a Bogotá?

Hemos dicho que estamos dispuestos a dialogar con el presidente Santos, pero directamente con él. Nunca estuvo previsto ir a negociar a Bogotá. La mesa de interlocución y acuerdo se instaló en Tibú.

¿Qué ha pasado en la mesa?

No ha habido ningún tipo de avance. Hemos perdido el tiempo. Esa es la realidad. El hecho de que no haya un acuerdo metodológico ha impedido que se traten los temas. Cada funcionario llega acá y plantea una cosa. Hace una oferta y ya. Hicieron una especie de danza de los millones para solucionar el asunto, pero esa oferta no tiene nada que ver con lo que estamos exigiendo.

¿Qué piden?

Que se declare la zona de reserva campesina en el Catatumbo; una ruta de financiación para los programas y proyectos del plan de desarrollo sostenible; financiación de los proyectos de obras y servicios públicos para el casco urbano y las veredas aledañas de Tibú; que se suspenda la erradicación forzada de los cultivos de coca y se diseñe un plan gradual de sustitución de estos cultivos; suspender el plan de consolidación en el territorio de la zona de reserva campesina y los proyectos minero-energéticos, y que se le dé solución al problema de derechos humanos del Catatumbo.

¿Pero son peticiones o inamovibles?

En toda negociación se hacen unas propuestas, la contraparte hace unas contrapropuestas y sobre eso se negocia. El problema es que el Gobierno no ha querido que se empiece a formular ni siquiera un preacuerdo en algunos de los temas. Estamos pidiendo negociación. No se trata de que el Gobierno venga con sus planes de choque y ya.

¿Y cuál ha sido el problema?

El Gobierno pidió que se trabajara en mesas y nosotros accedimos. El Gobierno pidió que se negociara en privado y nuestra metodología establece que sea en presencia de 200 campesinos, pero con la vocería de seis. Este ha sido el punto de inflexión.

¿Cómo se puede destrabar la cosa?

Un acuerdo metodológico, un cronograma, dos moderadores —uno del Gobierno y otro nuestro— y que se converse sobre el pliego de exigencias.

¿Se han sentido cómodos con Lucho como mediador?

La actuación de Lucho Garzón y de los representantes del Gobierno ha sido totalmente desafortunada. Han sido desordenados y han actuado sin voluntad para llegar a acuerdos, parece que lo que buscaran es dilatar y desgastar, mientras que el sufrimiento de la gente del Catatumbo se prolonga. Ya van 23 días de paro, decenas de heridos y cuatro muertos.

¿Les gustaría que el vicepresidente Angelino Garzón mediara en el proceso?

 

El Gobierno es autónomo en definir quién los representa. En el caso del moderador, vemos con buenos ojos la presencia de José Noé Ríos.

431318

2013-07-02T22:48:23-05:00

article

2013-11-07T03:11:05-05:00

ee-admin

none

Redacción Política

Política

‘Lo que pedimos es negociación’

36

3184

3220