Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 11 horas

Contralorías ejercen una vigilancia débil

El Índice de Transparencia Departamental muestra que las contralorías que son los organismos encargados de vigilar a los gobiernos, están en un nivel de riesgo muy elevado y son débiles institucionalmente.

Este riesgo ha aumentado de manera exponencial. Mientras que en 2004, el 22% de estas entidades estaba en riesgo moderado y bajo, en 2006 ese porcentaje aumentó a 47%. Para 2006, el riesgo alto y muy alto de las contralorías llegó a 31% y el nivel medio de riesgo alcanzó 21.9%.

En esta ocasión se incluyeron indicadores que evaluaban las  contralorías en el tema de control fiscal y la conclusión es que también ahí los resultados no son óptimos. Entre otras cosas, se encontró que el nivel de sanción disciplinaria sigue siendo bajo respecto al número total de funcionarios de las entidades y que el 44% de las oficinas de control interno no son diligentes en su gestión; además, que menos del 50% de las denuncias recibidas por sus oficinas de control interno disciplinario pasan a indagaciones preliminares.

En el nivel sancionatorio a todos los gobiernos les va muy bien, lo que podría traducirse en que hay muy pocos fallos sancionatorios o fiscales en el nivel departamental.

La medición, en palabras de Margareth Flórez, directora ejecutiva de Transparencia por Colombia, “busca comprometer a los nuevos gobernantes con medidas para combatir los riesgos de corrupción y brindarles una línea de base para monitorear su acción”.  Sin embargo, precisamente quienes deben ejercer control no muestran avances significativos.

Uno de los investigadores del Índice explicó a Elespectador.com que sumado a su vulnerabilidad, “la dinámica de las Contralorías es perversa” porque dependen financieramente de las gobernaciones que son las mismas a las que vigila.

En cuanto a la visibilidad, Transparencia encontró que la información de los sitios web de las contralorías sigue siendo deficientes, además que la rendición de cuentas en estas entidades aún no es un ejercicio común.

En este punto, los organismos de control resultan con calificaciones más bajas que los gobiernos, pues sólo alcanzó el 53.81% de visibilidad, mientras que las gobernaciones obtuvieron un 54.57% en el mismo ítem.

En el análisis sobre institucionalidad se encontró que sólo ocho de las contralorías del país llevaron a  cabo procesos de selección con criterios de mérito para funcionarios de libre nombramiento y remoción.  Con ello, el puntaje fue de 54.03%.
 
Se evidenció adicionalmente que las contralorías departamentales tienen desarrollos desiguales. Por ejemplo, hay algunas que tienen muchos recursos y otras que son muy malas son también las más pobres y sus presupuestos están más atados a decisiones políticas.

Las contralorías con mejor calificación fueron las de Meta, Atlántico, Huila y Valle del Cauca, mientras que las de menor puntaje son Guanía, Chocó, Vaupés, Cesar y Vichada.

Este estudio fue realizado por Transparencia por Colombia, con el apoyo de la GTZ (Agencia Alemana para la Cooperación), el Banco Interamericano de Desarrollo, BID; y Usaid.

Temas relacionados