Convergencia Ciudadana le dice ‘no’ a la reforma política

En riesgo de no ser aprobada quedó la iniciativa constitucional, luego de que el senador Samuel Arrieta, presidente de ese partido, advirtiera que no acompañará el proyecto, porque se trata de una medida que se queda corta frente al problema de la parapolítica.

Justo cuando la reforma política está a punto de llegar al sexto debate en la plenaria de la Cámara de Representantes, Convergencia Ciudadana, partido de la coalición de gobierno, anunció que no apoyará la apoyará.

El presidente de la colectividad, Samuel Arrieta, aseguró que cómo se pretende aprobar la reforma "es un simple paño de agua tibia" frente a la dimensión del problema de la parapolítica.

La propuesta de Convergencia, como solución a la crisis del Congreso, busca que se adelanten las elecciones del legislativo y Presidencia de la República.

"Debemos hacer de nuestras instituciones algo sano. Es indispensable pensar en una reestructuración total frente a lo que sucede en el parlamento", aseguró el Presidente de esa colectividad.

La convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente y la creación de un Congreso unicameral son otras de las propuestas que ha entregado el partido Convergencia Ciudadana.

Pero el punto fundamental de la reforma con el cual no está de acuerdo ese partido es el de un umbral del cinco por ciento. Según Arrieta, esa iniciativa regresaría al país a la época del Frente Nacional bipartidista.

"Pretender elevar el umbral significa que este país y su democracia van tránsito a un sistema bipartidista y quitándole garantías de ejercer la política de las minorías", concluyó el legislador.