Corte Internacional de Justicia recibió demanda de Ecuador

El gobierno colombiano espera la notificación de la demanda que interpuso el vecino país por las fumigaciones en la frontera. Podrían pasar más de tres años antes que la Corte entregue su fallo.

La Corte Internacional de Justicia, CIJ, confirmó este martes la presentación de la demanda de Ecuador contra Colombia por las fumigaciones aéreas con herbicida tóxico sobre las plantaciones de coca en territorio ecuatoriano, cerca de la frontera entre los dos países.

En un comunicado, la CIJ con sede en La Haya, especificó que Ecuador argumenta en su demanda, presentada ayer, que "las aspersiones ya han causado daños serios a la población, los granos, a animales y al medio ambiente natural de la parte ecuatoriana de la frontera y supone y grave riesgo de causar daño en un futuro".

Después de la presentación de la demanda ante la CIJ, el secretario de este organismo debe notificar la misma al Gobierno colombiano, que tendrá que designar un agente que le represente en el litigio.

Posteriormente, el tribunal convocará a ambas partes para explicarles cómo continuará el proceso, momento en que presentará la memoria del caso y los plazos que habrá establecido.

Quito basó su denuncia en el artículo XXXI del Pacto de Bogotá de 1948, en el que ambos países reconocieron las competencias de la Corte Internacional de Justicia. Además, Ecuador también invoca el artículo 32 de la Convención de las Naciones Unidas de 1988 contra el tráfico ilegal de drogas.

Quito pide a la CIJ que declare que Colombia ha violado "sus obligaciones bajo la ley internacional, permitiendo el depósito en el territorio de Ecuador de herbicidas tóxicos". Ecuador también pide que se le indemnice por el daño causado, refiriéndose a la muerte o problemas de salud de las personas, los daños o pérdidas de propiedades, así como el daño en los recursos naturales u los costes de seguimientos de esos problemas derivados de las fumigaciones.

Por otro lado, solicita a la CIJ que declare que Colombia "debe respetar la soberanía y la integridad territorial de Ecuador" y dar "todos lo pasos necesarios para prevenir el uso de herbicidas tóxicos (...) en el territorio ecuatoriano".

Colombia ha rechazado la demanda presentada por Ecuador, argumentando entre otras cosas que este país nunca respondió al compromiso de Bogotá de indemnizar a los ciudadanos ecuatorianos que hubieran sufrido "algún perjuicio por causa de la aspersión aérea", según un comunicado difundido el lunes por el Gobierno colombiano.

La canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador, dijo que su país interpuso la demanda por las aspersiones aéreas que Colombia hace en su territorio de las plantaciones de coca con el herbicida glifosato, por considerarlas dañinas para la salud de quienes viven al otro lado de la frontera.

La medida se adoptó "al no quedar otro recurso, y después de siete años de esfuerzos diplomáticos infructuosos y frustrantes" para solicitar a Colombia el cese de las aspersiones, argumentó.

Sin embargo, las fumigaciones aéreas cerca de la frontera con Ecuador, que las autoridades colombianas aseguran son inocuas para la salud, están suspendidas desde comienzos de 2007.