Declaración de Colombia origina nueva queja de Ecuador ante la OEA

Vinicio Alvarado, vocero del gobierno ecuatoriano, anunció que su país presentará una queja formal ante la OEA, al calificar el más reciente pronunciamiento del Gobierno Nacional como "una respuesta por demás ridícula, pues no prueba de modo alguno la acusación colombiana".

Ecuador anunció el lunes que presentará "una queja formal" ante la OEA contra Colombia por la información "injuriosa y falaz" que hizo pública la Casa de Nariño el domingo, sobre el hecho de que el presidente Rafael Correa habría impedido operativos de las fuerzas armadas contra las Farc en territorio ecuatoriano.

En un pronunciamiento oficial que fue leído por el vocero gubernamental Vinicio Alvarado, Quito rechazó las afirmaciones del Gobierno colombiano y reiteró que "censura tajantemente los métodos de acción del grupo irregular Farc, y que jamás permitirá que las Farc o cualquier otro grupo irregular o regular actúe en el territorio nacional".

Alvarado agregó que "el gobierno del Ecuador rechaza tajantemente esta injuriosa y falaz afirmación, que sin sustento alguno, atenta contra el honor y el buen nombre del Presidente de la República del Ecuador y su gobierno, de las fuerzas armadas del Ecuador y del estado ecuatoriano", señaló.

En un acto en el palacio de gobierno, Alvarado dijo que Ecuador "se declara sorprendido y defraudado por el disonante comunicado de prensa" que emitió el domingo la secretaría de prensa de la presidencia colombiana.

En ese comunicado, el presidente Álvaro Uribe reclamó al presidente Correa por "declaraciones contradictorias" y "falta de seriedad" a un compromiso asumido para mejorar las relaciones bilaterales, rotas desde hace más de un mes, por declaraciones que realizó el mandatario ecuatoriano en su reciente visita a México.

El vocero ecuatoriano, dijo que en esa nota Colombia sostiene una "grave e inédita acusación, de absurda temeridad: que el presidente Rafael Correa habría impedido operativos de las Fuerzas Armadas ecuatorianas en contra de las Farc".

Afirmó que el comunicado "constituye una clara injerencia" de Colombia en asuntos internos de Ecuador y que con él se configuró "un nuevo quebrantamiento del derecho internacional".

Alvarado anticipó que el gobierno nacional "presentará una queja formal" al secretario de la OEA, José Miguel Insulza, encargado de fomentar mecanismos para la reanudación de las relaciones que Ecuador rompió el 3 de marzo.

Desde entonces se han registrado reiterados episodios de confrontación verbal también relacionados a supuestos documentos encontrados en un computador de Reyes sobre presuntos vínculos entre el gobierno de Correa y las Farc.

La noche del domingo, tras conocerse el comunicado colombiano, el ministro de Defensa ecuatoriano, Javier Ponce y altos jefes militares negaron que Correa haya impedido acciones militares contra guerrilleros e instaron a Colombia a dar pruebas.

Para los colombianos "la gran prueba fue la presencia notoria de alias "Raúl Reyes en el Ecuador", según un segundo comunicado. "Esta es una respuesta por demás ridícula, pues no prueba de modo alguno la acusación colombiana", señaló Alvarado.

Acusó a Colombia de "con su tono desproporcionado y acusaciones ofensivas afecta el proceso de normalización de relaciones en marcha". El ministro de Defensa había dicho que Colombia debe presentar pruebas sobre supuestas omisiones de las fuerzas militares ecuatorianas en combatir a las Farc y también cómo conoció de esas presuntas acciones.

En Quito el ministerio de Defensa de Ecuador, emitió un comunicado en el que informó que cerca de la frontera, en dos sitios distintos, se encontraron 15 bases clandestinas y dos laboratorios de procesamiento de droga, abandonados, tras operaciones entre el 5 y 10 de abril. Indicó que "se presume pertenecen a grupos ilegales armados de Colombia". No se informó de detenidos.

Temas relacionados
últimas noticias

"No van a poder acabar los acuerdos": Santos

Duque va ganando el pulso en debate sobre la JEP