Ecuador advierte que la situación en frontera con Colombia sigue sin mejorar

El ministro de Gobierno de Ecuador, Fernando Bustamante, advirtió hoy que la situación en la frontera de su país con Colombia sigue sin mejorar a causa de los continuos cruces de elementos armados a territorio ecuatoriano.

Bustamante, que asistió este martes a un debate en la Asamblea General de la ONU sobre tráfico de seres humanos, aseguró que Bogotá incumple los acuerdos que trataron de poner fin al litigio causado por la incursión colombiana contra un campamento de las Farc en Ecuador.

"El Gobierno colombiano no ha terminado en sus intentos de enlodar al Gobierno ecuatoriano y de culpar al Gobierno ecuatoriano como causante o responsable de las condiciones que llevaron a Colombia a lanzar el ataque", dijo.

Además, agregó "desgraciadamente hemos seguido teniendo incidentes en la frontera, con el ingreso de unidades colombianas de desconocida procedencia".

Bustamante señaló que en uno de estos incidentes se secuestró a tres colombianos residentes en el Ecuador, uno de ellos refugiado y otro en trámites para adquirir ese estatus.

Consideró que si esas incursiones fueron de fuerzas de seguridad colombianas sería "gravísimo porque se trataría de una nueva invasión" , y si se trata de grupos irregulares "expresa la incapacidad colombiana de controlar su territorio".

Reiteró que la responsabilidad de evitar esas incursiones recae en las autoridades colombianas, aunque recalcó que Quito ha reforzado la presencia policial en la zona.

"Nuestras fuerzas han detectado, destruido y capturado campamentos de fuerzas irregulares colombianas de distinta naturaleza en todo este período, y lo seguiremos haciendo".

De todo modos, insistió, el Gobierno sigue adelante con la implementación del Plan Ecuador del presidente Rafael Correa que promulga el desarrollo económico y social de la región fronteriza como arma en contra de la violencia.

"Nuestro propósito es impermeabilizar socialmente esa frontera, no militarmente" , apuntó el ministro.

Aseguró que Quito sigue interesado en descubrir si la Fuerza Aérea Colombiana recibió asistencia para realizar el bombardeo contra el campamento de las Farc, porque aseguró contar con "información confiable" que pone en duda que Bogotá cuente con la tecnología de detección y el armamento empleado en esa operación.

Sin embargo, aclaró que no cuentan con pruebas o indicios de que esa ayuda haya partido de la base de Manta en Ecuador, desde la que Estados Unidos desarrolla labores contra el narcotráfico.

Bogotá y Quito siguen sin superar el conflicto diplomático que siguió a la incursión contra un campamento de las Farc en la zona de Angostura, en la selva amazónica de Ecuador.

Las recientes filtraciones de que los documentos hallados en las computadoras incautadas a las Farc en esa operación vinculan al Gobierno ecuatoriano con el grupo guerrillero han vuelto a aumentar la tensión entre los dos países.

Temas relacionados